¿Chivas Malagueñas?

No puedo negar que me fascinan los temas que abordan globalización y negocio dentro del producto llamado futbol y menos aún el hecho de que actualmente este juego se ha convertido en toda una...

No puedo negar que me fascinan los temas que abordan globalización y negocio dentro del producto llamado futbol y menos aún el hecho de que actualmente este juego se ha convertido en toda una Industria que genera, al menos en México alrededor de 3 mil 900 millones de dólares (aproximadamente 0.7 por ciento del PIB Nacional). Sin embargo, es de llamar la atención como de manera similar a lo que ocurre en otros segmentos, el futbol intenta borrar fronteras a nivel ejecutivo.

En la Liga Premier de Inglaterra este fenómeno no es nuevo; de los 20 clubes que arrancarán la próxima temporada este 11 de Agosto, 8 de ellos están ya en manos extranjeras. En el caso de la "Barclays Premier League", es entendible que millonarios extranjeros quieran formar parte del festín que representa estar en la competencia deportiva con mayor exposición mediática en el mundo (se transmite en 190 países). Lo que a los ojos de muchos parecería no tener mucho sentido, es adquirir a un equipo de Segunda División sin una prosapia o palmarés que respalden tu inversión, y más aún cuando cuesta alrededor de 45 millones de dólares.

Más allá de que la compra se concrete o de tratar de entender el móvil de un empresario como Jorge Vergara para tratar de adquirir un club en España, me gustaría analizar si es que este fenómeno comercial tendría algún tipo de repercusión en nuestro futbol a nivel cancha.

De entrada (y aquí sale el rojiblanco que llevo dentro) a mi parecer la posible compra es totalmente intrascendente hacia los intereses del Club Deportivo Guadalajara y si me lo permiten hacia el mismo futbol mexicano en su contexto. Personalmente me encanta la idea de que un empresario pretenda construir un emporio alrededor del futbol pues eso habla de que a nivel estratégico, la empresa Omnilife es una organización triunfadora y creo que en todo caso y basándonos en un simple esquema de libre mercado, es una corporación modelo en cuanto a crecimiento, sin embargo a nivel repercusión cancha para nuestros futbolistas creo que simplemente es indiferente.

Para ejemplificarlo y teniendo como referencia de nueva cuenta al futbol Ingles, aún no recuerdo a un ruso en el Chelsea, ni una desbandada de estadounidenses al Manchester United y mucho menos islandeses de sobra en el West Ham United. A esto tendremos que agregar las actuales unidades del negocio llamado "futbol" que Vergara tiene en Costa Rica y E.U.A. donde si mi memoria no me falla, ninguna de estas instituciones ha servido como semillero real o para dar fogueo a futbolistas mexicanos.

Por último, bastará con imaginar la reacción que los consumidores andaluces tendrían para con su equipo, el Málaga, para que sin deberla ni temerla tengan que reventarse un equipo conformado por mexicanos y españoles. Si yo fuera un residente de la bella costa brava simplemente diría ¿como por qué?".

Reitero, me encanta la idea de que empresarios mexicanos y triunfadores expandan sus fronteras para contribuir a que cada vez más, el nombre de nuestro país sea respetado como exponentes de visión estratégica e innovación en negocios y creo que muy probablemente no sólo Málaga sino en general toda Andalucía, pronto estará "revitalizada" con el estilo de vida Omnilife.

En lo que definitivamente no creo, al menos por el momento, es que la compra de un club europeo permita contribuir a nuestro futbol y menos que sea factible generar un concepto al cuál podamos si quiera llamar  "Chivas Malagueñas".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas