El ejemplo Colo Colo (Parte II)

La semana pasada revisamos parte de las claves del éxito en el caso Colo Colo así como las implicaciones de su modelo de gestión, quedando como interrogante la factibilidad de aplicar este esquema...

La semana pasada revisamos parte de las claves del éxito en el caso Colo Colo así como las implicaciones de su modelo de gestión, quedando como interrogante la factibilidad de aplicar este esquema en nuestro país. Amablemente recibí varios correos de diferentes fans con distintas apreciaciones pero encontré un común denominador: A todos nos encantaría tener algún tipo de participación en el club de nuestros amores, sin embargo, también reconocemos lo complicado que resultaría aplicar esta práctica en un país como México.

Debemos primero recordar cuál fue el objetivo principal que orilló a Colo Colo a lanzarse al mercado bursátil: La captación de recursos económicos que lo salvaran de la eventual desaparición. En relación directa a ello, ¿cuantas veces no hemos escuchado que tal o cual equipo en México tiene serios problemas económicos y no es hasta que un benefactor llega para salvar el barco donde entonces todos los males se alivian, al menos en el corto plazo.

De entrada suena muy romántico que algún día por ejemplo, todos los que sentimos cariño por el Veracruz pudiéramos tener acciones en el equipo aunque fuese de manera simbólica. Lamentablemente para que esto se cuajara se requeriría de un atributo que en México es aún prácticamente desconocido: TRANSPARENCIA

Cualquier organización que cotiza en bolsa asume de inmediato la necesidad de mostrarse tal cual es para los posibles inversionistas, no importando si entrarás al negocio con uno o cien mil dólares. Es imperativo mostrar estados financieros completos donde lo mismo se mencione el origen de tus activos, capital contable etc. así como las proyecciones financieras que esa empresa tendrá en el mediano y largo plazo. Parecería que estuviéramos hablando de otra Industria pero así es como se ha manejado en Colo Colo y obviamente entre los clubes Europeos que han tomado esa decisión para obtener dinero fresco.

Obviamente no todo es miel sobre hojuelas y el Manchester United sabe mucho de esto. Muchos años vivieron en Old Trafford las delicias de obtener ingresos mediante agentes públicos corriendo el riesgo de que llegara un Malcom Glazer a comprar la mayoría de las acciones para llevárselo a su casa. En pocas palabras, no se vale disfrutar de dinero ajeno como fuente de financiamiento y luego llorar porque uno de esos tantos inversionistas externos adquiere el total de las acciones.

Pero ya entrados en nuestro mercado, México a mi entender está lejísimos de vivir realidades similares a éstas por algunas de las siguientes razones:

1.La transparencia no es un valor comúnmente usado en nuestra sociedad y por ende en el futbol. Tan sólo recordemos los casos de manos misteriosas inmiscuidas en algunos clubes y las cuales nunca se aclararon (Querétaro, Irapuato las dos mas recientes que se hicieron públicas)

2.Si bien existen clubes que dependen económicamente de empresas que si cotizan en bolsa (TV Azteca, Cemex, Televisa, Cervecerías etc.) la realidad es que a estas corporaciones no necesariamente les debe de atraerla idea de  fragmentar su unidad de negocio llamada futbol, ya que además de no ser representativa en su escala de ingresos, el ponerlas a cotizar por separado en bolsa para generar ingresos evidentemente les podría restar poder o influencia en el interés real que estas organizaciones han tenido desde que entraron al mundo del futbol.

3.Desconozco hasta que punto ya en la realidad, los fans estarían verdaderamente dispuestos a arriesgar su dinero en pos de su equipo puesto que si verdaderamente pretendes hacer negocio como inversionista, me parece que un equipo de futbol no es la opción, al menos para recibir utilidades en el corto plazo.

De antemano se que muchas aficiones quisieran prácticamente arrebatar de las manos los equipos a sus respectivos dueños con el fin de llevarlos a un mejor destino que el que actualmente tienen (Tigres, León, Puebla, Necaxa etc.) y algunos inclusive podrían pensar que el mal de sus clubes radica en la manera en que sus dirigentes han administrado a cada una de estas organizaciones. Sin embargo es una realidad que al día de hoy no existe una receta específica para llevar por buen camino deportivo y económico los destinos de una organización.

Preguntemos por ejemplo a los de Chivas, que preferían tener, ¿un club sin ánimos de lucro? o ¿un equipo cuyo dueño le ha devuelto el protagonismo aún a costa de sus cuestionadas formas? A los de Tigres, ¿un equipo que tenga menos recursos pero que vuelva a sus raíces totalmente universitarias? o ¿una escuadra que tenga los mismos recursos que el América y que de origen universitario prácticamente no conserve nada? O por último a los de Atlas, entre un club con limitaciones financieras y casi 130 socios con voz y voto o que llegara una empresa que compre la parte del futbol y revolucionara la estructura deportiva rojinegra?

Me parece que el ejemplo del Colo Colo da algunas reflexiones para nuestra Industria:

1.Con voluntad, talento y sobre todo planeación así como negociación es posible resucitar a una organización que estaba destinada a la desaparición por manejos corruptos e incompetentes.

2.Nuestro mercado local aún está en pañales en ese sentido y aunque románticamente se oye fabuloso, pasaran algunos años para que podamos ver estructuras similares, calculo yo que al menos unos 10 años.

3.Creo que no existen mejores o peores estructuras de gestión, simplemente van en función al contexto y necesidad que cada organización vive y sobre todo, al objetivo o DNA que cada club tenga.

4.El salir a cotizar en bolsa tampoco garantiza triunfos ni económicos ni deportivos. A Colo Colo le han salido bien las cosas pero así como existe este caso de éxito, también hay varios fracasos rotundos en otros países o situaciones donde pasar a ser una empresa pública no terminó por marcar diferencia alguna.Lo más interesante de todo esto es que nosotros, las generaciones emergentes que estamos en la industria así como los fans modernos (aquellos que exigen mas respuestas y ya no se conforman únicamente con leer una noticia o con comprar una playerita de su equipo favorito) estamos tratando de contribuir con lo que nos corresponde a fin de generar conceptos, iniciativas y nuevas ideas para fortalecer la estructura del futbol mexicano.  Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas