Vergara lo volvió a hacer

En una semana donde al parecer únicamente hablaríamos de todas las expectativas "cancha" que siempre prevalecen al inicio de cada torneo, Jorge Vergara nos la vuelve a aplicar cimbrando nuestra...

En una semana donde al parecer únicamente hablaríamos de todas las expectativas "cancha" que siempre prevalecen al inicio de cada torneo, Jorge Vergara nos la vuelve a aplicar cimbrando nuestra industria con dos polémicas -pero a mi juicio- acertadas iniciativas que refrescan el panorama de nuestro futbol tanto a nivel mercadotecnia como a nivel mediático.

La semana empezó con el anuncio de que Chava Reyes sería homenajeado en el partido de ayer sábado contra los Pumas, una decisión realmente astuta por donde quiera que se le vea:

1. Todos los que de alguna u otra manera simpatizamos con el Guadalajara estamos hasta cierto punto molestos por la falta de refuerzos que ayuden al Rebaño a tener mayores argumentos para poder pelear ferozmente por el título de liga así como para que el equipo destaque como lo hizo en las ediciones anteriores de la Copa Libertadores. Ante esto, Vergara nos asesta un golpe para desviar la atención de esas críticas rindiendo tributo a una de las grandes leyendas que hicieron lo que hoy presume el Guadalajara.

2. Comercialmente esta decisión aseguró la proyección mediática para la marca Chivas tanto a nivel nacional (vean hoy las principales portadas de periódicos e internet) donde sin duda se habla de la anecdótica participación de Chava Reyes y consecuentemente da una exposición brutal al Guadalajara. Por el hecho de tener 71 años entrar a uno de esos libros de récords, esta noticia sin duda se comentará en diferentes espacios internacionales lo que genera nuevamente exposición para la marca CHIVAS y consecuentemente a sus patrocinadores.

3. Jorge Vergara vuelve a seguir cabalmente uno de los aspectos mas relevantes del ABC en lo que a construcción de marca en el futbol se refiere, es decir, cultivar tu historia o en otras palabras, ascender a tus ídolos a la categoría de héroes, mitificarlos y rendirles tributo de tal manera que se conviertan en piezas importantísimas de tu ADN y a partir de ello puedas generar aún más pasión. Nuevamente y sin descubrir el hilo negro, el Señor Vergara repite la dosis a sus colegas directivos enseñándoles lo que deberían hacer con sus "leyendas", sin importar el tamaño del club o los títulos que les hayan otorgado.

Sin embargo, da la impresión de que Vergara viene desatado ya que el día jueves declaró que los 150 millones de dólares ofrecidos por Televisa para la renovación de su contrato televisivo no son suficientes para el valor que realmente su equipo tiene. Acto seguido, Javier Alarcón y Gerardo Liceaga en su noticiero nocturno lo llaman "mentiroso" y "vendedor de ilusiones", pues aseguran que dicha supuesta oferta ni siquiera se ha efectuado y nos advierten a todos los fans que Vergara quiere secuestrar al Rebaño llevándoselo integro a la televisión de paga.

Sobre este idilio que recién comienza, les comparto las siguientes reflexiones:

1. Al margen de quién tenga la razón, celebro el que Vergara (y nuevamente, sin que invente invente el agua tibia) intente obtener mayores ganancias producto de su contrato con la televisión. Para nadie es un secreto el duopolío que vivimos a nivel medios electrónicos en este país y al mismo tiempo el acuerdo que ambas televisoras mantienen para no reventar el mercado en cuanto a pago de derechos de transmisión hacia los clubes de futbol, sin embargo, la realidad es que la actitud de Chivas sin duda intenta desestabilizar los acuerdos entre Azteca y Televisa para en forma definitiva abrir el mercado a nuevos jugadores (Telemando, Univisión, ESPN etc.)

2. El tan llevado concepto de la Liga Premier así como los diferentes esquemas comerciales que tienen los norteamericanos en sus deportes se basa en un incremento en el valor de los derechos televisivos que detona el resto de las variables de los clubes (mercadeo, taquilla, venta de jugadores etc.). Evidentemente este aspecto va de la mano con un mejor espectáculo en cancha que hacen del deporte todo un  entretenimiento pero que es detonado en gran medida por lo que paga la televisión.

Indudablemente el Guadalajara y América son los únicos dos clubes que pueden iniciar este tortuoso camino hacia una re valorización de los derechos televisivos en función de lo que ambas marcas generan. Desde luego que América nunca lo podría hacer al ser juez y parte pero  parece que las Chivas son los primeros que levantan la mano.

1. Si la suma de más de 150 millones dólares es descabellada o no, ese es otro asunto. Me parece que el fondo de esto es la apertura al mercado que Vergara propone y que de seguir en ese camino, sin duda traerá en cascada la reacción de otros equipos que si bien no tienen la convocatoria de las Chivas, evidentemente tratarán de maximizar aún más su valor en el mercado mediante la televisión.

2. Sin querer tomar partido por una televisora, y tomando en cuenta la  naturaleza propia de nuestro futbol, el ver al Guadalajara en una pantalla competidora a Televisa refrescaría aun más la rivalidad entre Chivas y América. (Sin duda la mas mediática de nuestro juego)

Ahora bien, estos argumentos pueden ser contrastados con el hecho de que los auténticos fans tengan que pagar por ver al Rebaño o en otras palabras, que la televisión abierta  deje de dar este servicio sin costo a sus consumidores. Si bien en países como Inglaterra hace 15 años no se transmite de manera gratuita un partido por televisión, el mercado mexicano aún no está del todo listo para tener una práctica similar.

Sin embargo, me parece que en un hipotético caso de que Chivas se arreglara con una empresa de paga para la transmisión de sus juegos, se buscaría al menos en un inicio un mecanismo para equilibrar las necesidades de la televisión de paga con la demanda de los fans y sobre todo, con la realidad de su poder adquisitivo.

No toca más que esperar como se darán los hechos de aquí a Junio, fecha cuando expira el contrato que une a las Chivas con Televisa pero independientemente del desenlace, al parecer este 2008 podría marcar el precedente de una posible ruptura del duopolio Azteca- Televisa y aunque ante los ojos de los fans esto pueda parecer como un tema totalmente ajeno, un aumento en el valor de los derechos para los clubes tomando en cuenta su representatividad y proyección les daría mayores ingresos, lo que potencialmente se traduciría en mejores jugadores, mejores estadios, mayor infraestructura para Fuerzas Básicas o en otra palabras, probablemente nos obsequiaría un mejor espectáculo en la cancha.

Todos estos buenos deseos que emulan a las ligas más poderosas del mundo hoy se vuelven a mostrar ante nuestros ojos en gran medida por la irreverencia y visión del polémico y astuto dueño del Rebaño. Sin duda, y sin importar si te cae bien o lo detestas, Vergara lo volvió a hacer.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas