¿Quién quiere un juego de estrellas?

El cierre de la temporada de la NFL que se da en Hawai ya de manera acostumbrada, nos ofrece un espectáculo al que los norteamericanos llaman "Pro Bowl" es decir, su juego de estrellas donde año...

El cierre de la temporada de la NFL que se da en Hawai ya de manera acostumbrada, nos ofrece un espectáculo al que los norteamericanos llaman "Pro Bowl" es decir, su juego de estrellas donde año con año se enfrentan los mejores de cada conferencia. La NBA, MLB y hasta la NHL cuentan con una propiedad similar. Si en México en tantas cosas estamos tan "agringados" llama la atención que en el futbol no hayamos sido capaces de impulsar una iniciativa similar de manera exitosa.

Y cuando digo que en muchos aspectos estamos hechos a nivel deportivo muy al estilo de los Estados Unidos, me refiero lo mismo al sistema de competencia (Play Offs), llamar a los equipos franquicias (en ninguna otra parte del mundo las instituciones futboleras son llamadas de esa manera) y hasta los apodos o nick names de los clubes donde siempre antecede el nombre de un animal, o un personaje aspiracional previo al nombre de la ciudad que representa (por eso lo mismo tenemos Águilas de Filadelfia, que del América o del IPN), es por eso, que habría que analizar las razones por las cuales nuestro futbol no ha desarrollado un negocio lucrativo para todos teniendo un juego de estrellas a la Mexicana.

El único esfuerzo previo que en su momento se realizó fue el que BIMBO a través de su fuerza mediática y comercial intentó ejecutar en Monterrey con un partido que enfrentó a extranjeros contra nacionales, juego que recuerdo pasó a la historia por las diferentes  adversidades y objeciones que la gran mayoría de futbolistas manifestaron contra ese partido. Validas o no, la empresa panificadora tenía todo el derecho de exigir ya que había puesto la plata y la promoción para desarrollarlo, sin embargo tanto la FMF como los clubes batallaron en demasía para poder motivar lo mismo al mercado que a los propios futbolistas.

Y ya que estamos tan agringados en muchos aspectos, ¿Valdría la pena tener un juego de estrellas de nuestra liga? (en el futbol a nivel global no recuerdo una cosas así aparte de la MLS) y en caso de que nos interesara organizarlo, ¿cómo, quiénes y cuánto tendríamos todos que invertir en el?

Cuando me refiero a inversión, hablo de que tanto medios de comunicación, fans, futbolistas, patrocinadores y clubes  encontráramos en él un negocio rentable. Y no se trata exclusivamente de dinero sino inclusive de aportaciones sociales que este juego pudiera generar. Obviamente una iniciativa como ésta se enfrentaría a varios obstáculos pero me parece que bien librados, dichas barreras iniciales podrían transformarse en oportunidades muy interesantes:

1.La fecha: Debido a la calendarización saturada que tenemos, ya de entrada sería muy complicado ubicarlo en buen momento, Aún así no hay de otra, tendría que ser a media temporada

2.La mecánica: ¿mexicanos contra extranjeros? ¿Norte contra el Sur? ¿DF contra el resto? Votación libre ¿y los dividimos en 2 equipos de manera aleatoria? o cual sería el formato

3.Criterios de elección: ¿Quién y cómo se elige a los que participan, los fans, los medios, la FMF o quién? Evidentemente me parece que deberían de ser los hinchas quienes elijan de manera interactiva a los participantes bajo un formato previamente especificado.

4.La plaza: Creo que una buena elección sería en el estadio del equipo Campeón, así se podría generar una experiencia de marca alrededor de la ciudad y de manera consecuente, una derrama interesante a nivel económico para la plaza. Seguro estoy que bien organizado, cualquier afición quisiera recibir a los “mejores jugadores” de nuestra liga. Preguntémosle a los gringos como ha funcionado que sus juegos de estrellas se roten en lo que a ciudades se refiere: Les da grandes resultados.

5.Interés: El objetivo principal ¿sería económico o social, de imagen, altruismo o cual sería el principal móvil? Esto es la parte medular ya que a partir de ello se construyen el resto de esfuerzos a nivel mercadotecnia y como consecuencia, de aquí se derivan los posibles estímulos que los jugadores tienen ya que a fuerza de ser sinceros si esto no se logra, todo lo demás no sirve.

6.Los fans: Me parece que la interactividad y hasta los incentivos para que los aficionados participen de lleno en las votaciones y exista transparencia en todos sentidos sería fundamental para que además de generar ingresos para clubes y patrocinadores, realmente encienda el corazón de los hinchas

Por otro lado esta la otra opción, es decir, no hacer nada y que una excelente oportunidad que le dé color, vida e ingresos a nuestra Industria se quede simplemente en eso, en un experimento fallido y en un buen deseo de algunos que soñaran con una iniciativa atractiva para todos. Desde luego no es sencillo ya que muchos intereses de clubes y sponsors estarían en juego así como los de las televisoras que son al final, nos guste o no, quiénes mandan en nuestra Industria. Sin embargo me parece que antes de hablar de una Liga Premier o de proyectos más ambiciosos que emulan las mejores prácticas de otros países, valdría la pena intentar un esfuerzo más pequeño como éste para ver que tan capaces somos de amalgamar los intereses de toda la Liga tal cual hoy existe.

Y tú ¿cómo te imaginas un juego de estrellas? Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas