Un Zorro muy tapatío

Ayer, mientras observaba el juego entre Pachuca y Atlas, vino a mi mente las diferencias mercadológicas y deportivas que estos 2 clubes han experimentado en los últimos años y que como...

Ayer, mientras observaba el juego entre Pachuca y Atlas, vino a mi mente las diferencias mercadológicas y deportivas que estos 2 clubes han experimentado en los últimos años y que como consecuencia marcan la diferencia a nivel mediático que ambas instituciones tienen entre sí.

Del caso de Pachuca ya se han gastado toneladas de tinta las cuales ponderan la visión de relaciones públicas, comunicación y mercadotecnia que los Tuzos han tenido en los últimos años, esto sin olvidar los logros deportivos que desde 1999 han conseguido. En este espacio me gustaría compartir con ustedes lo referente a un equipo por excelencia tapatío cuyo potencial dista mucho de la posición que actualmente tiene en nuestro futbol.

En el negocio del futbol, la consolidación de un equipo como marca nacional depende de muchos factores, algunos de ellos controlables (historia, sentido de pertenencia) y otros no tanto, como por ejemplo la ciudad en donde se juega o el desempeño en la cancha. El Atlas, a diferencia del Pachuca de manera natural contaba con mayores atributos para explotar su "brand" y sin embargo, los Tuzos han enseñado a otros equipos (incluyendo al Atlas) como posicionarse dentro de nuestra industria.

En términos de marketing, los Zorros han ido acumulando valores y diferenciales únicos que hubieran podido explotar desde hace ya un buen rato para dejar de ser un equipo totalmente tapatío y fincar los principios para ser un club que en un mediano plazo se transforme en una marca nacional, he aquí algunos de los que se me vienen a la cabeza:

1. Juega en una de las ciudades más hermosas de la república  con una importancia económica incuestionable.

2. Es uno de los clubes más longevos en nuestro país formado por mexicanos ex estudiantes del Reino Unido y que por definición han sido el rival a vencer del Guadalajara.

3. Justificadamente o no, se les atribuyó el diferencial de que independientemente del resultado, era un equipo agradable a la vista en su juego y por ende inclusive se le bautizó como “La Academia”.

4. Después de la llegada de Macelo Bielsa a principios de los noventas y la reingeniería que hizo de sus Fuerzas Básicas, los rojinegros se convirtieron en un equipo generador de talento y lo más importante: Desarrollaron la imagen de ser  un club de jóvenes para los jóvenes.

5. Es en el estricto sentido de la palabra, el único verdadero club que existe en este país.

6. El único equipo que en México viste de rojo y negro y que de acuerdo a las teorías cromáticas, es una combinación que en el deporte tiende a ser atractiva y generar simpatías.

Además de estas 6 razones, el no haber campeonado desde 1951 me parece que ha sido el gran motivo por el cual esta marca no ha dejado de ser solamente un orgullo. Jalisciense, sin embargo, no siempre la carencia de títulos termina siendo un impedimento para crecer mas allá de tu mercado, sino, pregúntenle a los Cachorros de Chicago o a los Medias Rojas de Boston en Estados Unidos, equipos que pese a la sequía de campeonatos se encuentran entre las franquicias con mayores seguidores en la Unión Americana.

Entonces, si "La Academia" cuenta con dichos atributos anteriormente mencionados, ¿Por qué sigue siendo un equipo regional y no ha dado el paso que si dio su odiado vecino que viste de rojo y blanco?

Evidentemente en la consolidación de una marca, el aspecto deportivo forma quizás hasta el 50 % del proceso, es por ello que me parece que si Atlas tuviera la mitad de los títulos de por ejemplo Toluca, o hubiera logrado lo que el Necaxa obtuvo en los noventas, sería un club que seguiría probablemente por debajo de los 4 grandes (Chivas, América, Cruz Azul y UNAM) pero sin duda contaría con una proyección comercial aun mas poderosa a nivel nacional que la que actualmente tiene.

Al ser un club, el patronato que maneja el futbol ha tenido que luchar contra las circunstancias propias de nuestro país donde usualmente los equipos tienen un benefactor corporativo el cuál les permite absorber pérdidas o ampliar sus horizontes mediante un soporte financiero importante y en este sentido el Atlas esta en desventaja.

No obstante, me parece que ellos mismos no se han ayudado modernizando o reduciendo la plana y/o la estructura que da respuestas en el equipo ya que al ser todavía una asociación civil, en muchos de los casos las decisiones estratégicas son sometidas a votaciones o al criterio de ciento ventitantos miembros lo cual sin duda, entorpece y aletarga la movilidad de la institución.

Y aunque ha habido una sequía de campeonatos desde hace mas de 50 años, a nivel mercadotecnia ese podría ser uno de los puntos a explotar por los rojinegros, tratando de posicionar a la marca como el equipo del "sufrimiento" ya que históricamente es un club que ha sufrido y en serio lo mismo descensos, que victorias frustradas y humillaciones de los rojiblancos. (De hecho en Guadalajara mucha gente así lo cree) ¿No les parece que antropológicamente y de acuerdo a como mucha de la población en México opera, sería una excelente promesa de marca?

Pero más allá de la promesa (el sufrimiento fue solo un ejemplo, igual podría ser el del  entretenimiento ya que su tradición marca que no obstante el resultado, "los amigos del balón" te prometen siempre jugar bien) que pudieran construir, me parece que Atlas es una marca dinámica, joven e histórica pero que desgraciadamente se ha quedado únicamente como un club extremadamente adorado pero sólo en su mercado, a diferencia de equipos con aparentemente menor alcance pero que lo han rebasado cuando se habla de perspectivas mercadológicas.

Sólo como un ejemplo de esta visión aún limitada, el viernes 25 de enero cuando recibieron al Veracruz, muchos aficionados tuvimos que entrar casi 30 minutos después del inicio del juego ya que increíblemente se les "acabaron" las entradas en la taquilla pero no debido a un lleno a reventar en el estadio, sino por que no imprimieron boletos suficientes para el juego, razón por la cual literalmente tuvieron que ir al club a traer mas boletos ( como cuando en una rifa se te acaban los talonarios y tienes que ir por más). Aún más lamentable fue la razón que explicaban ante este hecho de pena ajena en su partido inagural: "Es que no creíamos que viniera tanta gente".

Cuando observas el trabajo de otras marcas en nuestro futbol y luego ves este tipo de situaciones como la de los rojinegros, entonces entiendes porque el Zorro sigue siendo, lamentablemente "cien por ciento tapatío".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas