¿Dónde está nuestra liga?

El próximo fin de semana arranca nuestra liga y con ella, se renueva la esperanza, las ilusiones y hasta la cantidad de información que el juego genera entre todos los componentes de la industria.

El próximo fin de semana arranca nuestra liga y con ella, se renueva la esperanza, las ilusiones y hasta la cantidad de información que el juego genera entre todos los componentes de la industria.

Con este arranque, nuevamente el campeonato mexicano tratará de confirmar el lugar que ocupa dentro del panorama mundial en todos los sentidos, sin embargo, ¿verdaderamente donde está nuestra liga comparada con las mejores del mundo? ¿Cuál es el real nivel que tenemos tanto en lo deportivo como en lo comercial en referencia al resto del continente y comparándonos con Europa? Sobre valoramos o sub valuamos a la Primera División Mexicana?

En una nota publicada esta semana en un periódico de circulación nacional, nuestra competencia figuraba como la séptima más atractiva del planeta, lo que sí, es que nunca nos explicaban a qué se referían con atractiva o que factores se habían ponderado para tal clasificación. Primero que nada se tendría que determinar los componentes necesarios que terminan por definir la fortaleza de una liga, esto es, jugadores, clubes, infraestructura, proyección mediática, logros internacionales, nivel de asistencia etc.

Hablemos primero de lo deportivo. Me parece que en México contamos con varios futbolistas extranjeros de nivel Selección Nacional los cuales sin dudan elevan el nivel de competencia, igualmente, los jugadores nacionales demuestran cada vez más una notable mejoría a nivel técnico, táctico y mental.

Estos elementos combinados con la globalización actual han hecho que actualmente nuestro país tenga el mayor número de elementos en la historia jugando en el continente Europeo. Nuevos estadios, infraestructura competitiva e inclusive algunos directores técnicos con palmarés internacional adicionan los argumentos que nuestra liga ofrece para ponderarla como un torneo importante.

Del lado opuesto, nos encontramos con que nuestros equipos no han terminado por ganar algún logro que genere ruido global (con excepción del Pachuca en el 2006 y su Sudamericana) ya que después de 10 años seguimos sin ganar aun nada en Libertadores y menos en el Mundial de Clubes, es decir, aun ningún club mexicano ha obtenido un título que nos dé argumentos para estar dentro de las primeras ligas del mundo

A nivel comercial, se estima que nuestra liga genera aproximadamente 3 mil 800 millones de dólares anuales, producto de todo lo que directa o indirectamente se comercializa a través de la Primera División.

Adicional a esto, tenemos 2 organizaciones televisivas muy importantes jugando como juez y parte que junto con los patrocinadores y marcas globales de manera diaria intentan conectarse con sus consumidores por medio del futbol. Igualmente, tenemos medios de comunicación que cada vez más  tratan de ofrecer mayor calidad a los fans en cuanto a información tanto en fondo como en forma.

En descargo, seguimos teniendo varios comunicadores que siguen sin prepararse, directivos improvisados o con prácticas poco profesionales así como equipos cuyas gestiones de mercadotecnia y comunicación siguen dejando mucho que desear.

A los aspectos anteriormente señalados, se sumarían cuestiones subjetivas referentes al nivel de juego que semanalmente se despliega, la velocidad, intensidad, lealtad y hasta honestidad o capacidad del arbitraje, sin embargo, estos terminarían siendo variables de apreciación personal sobre las cuales cada quién tiene su propia percepción, por ello, para determinar en qué sitio se encuentra nuestro futbol a nivel de clubes, se requeriría analizarlo desde una visión numérica y cuantitativa

Entonces, ¿en dónde estamos? ¿Realmente somos la liga número siete del mundo?, ¿Estamos por arriba de competencias como la brasileña, la argentina en Sudamérica y la griega, escocesa y hasta holandesa en Europa? Para determinar si es mejor o no, primero necesitamos definir de qué se habla. Por ejemplo, si charlamos de intensidad, me parece que la argentina nos supera, si nos referimos a logros evidentemente la brasileña esta muy por arriba de la nuestra y si habláramos de la infraestructura obviamente existen países europeos que están muy por arriba de nosotros.

¿Somos una potencia en Latinoamérica? Quizás. ¿Estamos a la altura de las ligas Eeuropeas de segundo nivel? Lo dudo. ¿El hecho de que Ecuador, Colombia y Paraguay hayan tenido ya Campeones de Libertadores y nosotros aún no, los hacen países con mayor nivel en sus ligas que la mexicana? Me parece que no

Al final del día, creo que tenemos una competencia aceptable y de buen nivel en lo deportivo pero que aún sigue sin ser un referente mundial. A nivel comercial, creo que venir a México como futbolista  sudaméricano es el premio de consolación para todos aquellos que no pueden (o no quieren) ir a Europa sin embargo, es un mercado atractivo pues se tienen 100 millones de consumidores ( y otros tantos en Estados Unidos) los cuales de manera diaria recibe información, en ocasión excesiva, de este juego. Por ello a nivel comercial, en definitiva somos una industria poderosa a nivel económico que sólo está por debajo de Brasil en Latinoamérica desde mi punto de vista

El reto me parece, es que lo deportivo alcance a lo económico y creo que en esa medida nuestra querida Primera División podrá tener un lugar mucho mejor, y bien justificado dentro de las 10 mejores del mundo. Aunque con todo y esto, sin duda, a mi juicio estamos mucho mejor que antes.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas