Apuntes desde Estanbul

Me encuentro en Estanbul, Turquía donde en los próximos días tendré la oportunidad de participar como ponente en el primer congreso organizado en esta ciudad sobre las tendencias y futuro del...

Me encuentro en Estanbul, Turquía donde en los próximos días tendré la oportunidad de participar como ponente en el primer congreso organizado en esta ciudad sobre las tendencias y futuro del futbol tanto en oriente como en occidente para lo cual, el Comité Organizador se ha dado a la tarea de agrupar a varios exponentes de distintas partes del mundo.

En mi caso, evidentemente me toca hablar de la industria mexicana y sus peculiaridades ya que en este país no se sabe prácticamente nada de lo que es el fútbol mexicano más allá de los recuerdos que tienen de las últimas copas del mundo y también de la imagen que ha dejado Antonio de Nigris.

Siempre he sido de la idea de que la ropa sucia se lava en casa y al final todas las deficiencias y hasta situaciones bizarras que tiene México en el tema de organización deportiva, Mercadotecnia y tantos otros asuntos sin resolver en nuestro fútbol deben de ser tratados, peleados y hasta discutidos internamente y más bien cuando uno está en el exterior tratar de ponderar lo que nos hace ser un país atractivo en muchos sentidos, con todo y las áreas de oportunidad de las que adolecemos (nuestro futbol, es un negocio que derrama cerca de 3, 600 millones de dólares al año lo cual  nos convierte en una liga interesante desde el punto de vista comercial).

No obstante y dentro de la limitada información que tienen de nosotros a nivel futbolístico hay 2 cosas que a los ejecutivos de estas tierras y de otras partes de Europa les llama poderosamente la atención, por un lado el duopolio televisivo que tiene México donde son estas empresas  las que al final regulan en gran medida lo que ocurre en nuestro futbol y por otro, la no aplicación de manera cabal de la Ley Bosman en nuestras tierras.

Si bien sabemos que entre las 2 televisoras acaparan los destinos de nuestro juego, los Europeos siguen ponderando el hecho de que en gran medida el futbol siga siendo un producto gratuito, cosa contraria a lo que ocurre por estos rumbos. En Turquía por ejemplo, existe un canal que transmite fútbol turco las 24 horas que incluye lo mismo partidos en vivo que diferidos y evidentemente resúmenes de la jornada. Obvio, este es un canal por cable y si te interesa, debes pagar por ver;  el futbol gratuito como se transmite en México no ocurre más.

En descargo de ello, se puede argumentar que los derechos de televisión se han incrementado para los equipos y la infraestructura de las inferiores o Fuerzas Básicas, las contrataciones de jugadores y en general el nivel del juego en este país ha aumentado de manera considerable, no por nada hemos visto sus recientes participaciones a nivel clubes y selección durante los últimos años donde los otomanos inclusive obtuvieron ya un tercer lugar en una copa del mundo, situación que dudo mucho que en los próximos 2 mundiales nuestro país obtenga.

Lo que si es materia casi indefendible es la situación de la no aplicación de la ley Bosman en México. A los turcos y a algunos europeos simplemente les causa risa y en algunos casos hasta indignación la teoría del "pacto de caballeros" evidentemente es complicado explicar todo el trasfondo de estas prácticas mexicanas ya que pasa no sólo por la cuestión federativa (ellos al final a mi entender son los menos culpables y mas bien sacan ventaja) sino mas bien de la histórica falta de interés así como de educación del futbolista mexicano para de manera inteligente, dignificar su profesión.

Es cierto que estamos mejor que hace 10 años donde literalmente y a pesar de los fallidos esfuerzos que han habido para consolidar una asociación de futbolistas no se tenía nada. Actualmente en la industria existe una Comisión del Jugador la cual hace lo que puede y aunque me consta que intentan contribuir al bienestar de los futbolistas, es poco lo que se puede hacer en esta y otras materias cuando no hay eco por parte de los interesados, sin duda, un problema anacrónico de nuestro deporte.

Para finalizar, existen otros aspectos que se están abordando en este encuentro, algunos que están mas presentes en nuestro país que otros: Racismo, Jugadores comunitarios, tope salarial, contribuciones sociales de los clubes y federaciones, inflación de precios, promotores y representantes, etc.

Sin duda, una de las tendencias y de las conclusiones que marcará este evento tiene que ver con el balance que urge marcar entre la vorágine comercial que el futbol a nivel mundial está experimentando y los principios básicos del juego, esto es, desde nacionalidades en selecciones, derechos del futbolista y evidentemente derechos de los fans.

Turquía, sin duda un futbol que sigue a la sombra de los grandes de Europa pero que con trabajo y con ciertos factores que en otro espacio comentaré, de a poco, han ido obteniendo logros jugando de tú a tú contra Europeos y eso, se ha reflejado en el respeto que ha pulso se han  ganado en el panorama internacional.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas