Reingenierías y complejos

La palabra Reingeniería ha llegado al futbol teniendo al América como su padrino. Este término utilizado mayormente dentro de corporativos para ejemplificar nuevos procesos tanto internos como...

La palabra Reingeniería ha llegado al futbol teniendo al América como su padrino. Este término utilizado mayormente dentro de corporativos para ejemplificar nuevos procesos tanto internos como externos usualmente va acompañado del tiempo como su mejor aliado para dar los resultados que la organización persigue. Adicionalmente, va pegado de un compromiso total por parte de quienes son los responsables tanto de planearlo como de ejecutarlo.Hay un viejo proverbio en el mundo empresarial que dice, "¿Cómo quieres tener resultados diferentes cuando tus prácticas siguen siendo las mismas?" y por ello, Televisa apostó a mediados de año por refrescar el manejo del Club América en apariencia de lo mismo en las formas que los fondos. Veamos que ha sucedido.De entrada han intentado con Directivos de una nueva generación modernizar el manejo del club, trayendo algunos ejecutivos que estaban ajenos al futbol y que inclusive cuentan con maestrías (algunas más reconocidas que otras) sobre el manejo del juego como negocio. Po otro lado, han buscado reconectar con el corazón de los aficionados imitando prácticas comprobadas en otros mercados que tienen que ver con recurrir a la historia, las emociones y obviamente la mercadotecnia para reencender la llama en el corazón de quienes dicen ser americanistas, se han esforzado y me parece que de a poco empiezan a hacer ruidoNo obstante durante este primer semestre los resultados no los han acompañado. Entendiendo que en el futbol, la ausencia de éxitos deportivos pasan por muchos factores, la realidad es que aún contando con un muy buen plantel, ni siquiera en este dadivoso, por no llamarlo mediocre sistema de competencia el América no pudo clasificar y lo que es más, en la gran mayoría de los partidos el entendimiento sobre la cancha nunca existió.Pero volviendo a los principios de cualquier reingeniería, el tiempo es necesario para cumplir los objetivos trazados siempre y cuando exista un compromiso real de todos los involucrados en este proceso. Parece que en Coapa han olvidado esto pues aunque en apariencia los tomadores de decisión muestran una real convicción por el proyecto americanista, quien se dedica a mandar sobre el terreno de juego ha dejado al descubierto que está en otro canal.No me engancharé en los dimes y diretes que se han escrito sobre el servilismo de Ramón Díaz ofreciéndose a River Plate o si nos queremos ver mas decentes, su falta de profesionalismo haciendo cosas buenas que parecen malas dejando al descubierto un mercantilismo abrumador que me recuerdan aquellas crónicas de la conquista donde extranjeros llegaron a saquear todo el oro disponible sin reserva alguna sin embargo, es una realidad que en Argentina, Díaz nunca ganaría lo que percibe económicamente en México. Nunca podría pintarle la cara a los fans así como a Directivos argentinos como lo ha hecho con el supuesto equipo más poderoso de este país. Tampoco en Argentina hubiera regresado a los entrenamientos quitado de la pena sin que los barras bravas lo confrontaran cara a cara y menos aún, estaría teniendo una actitud tan cínica ostentándose como un entrenador muy solicitado y que hace el favor al futbol mexicano de desplegar todas sus "virtudes" por las canchas aztecas.Admitámoslo, el "Pelado" y sus "pelotas" nos han amenizado el cierre de año con su historia y su burla, lo mismo de la marca América (con todo lo que eso conlleva), así como de los fans, sus Directivos y tradición azul crema. Hay quienes darían todo por ocupar esa silla y pese a ello, el proceso de reingeniería a nivel Dirección Técnica está en manos de un mercenario que saca ventaja de algunos de los complejos que sigue padeciendo nuestro México.Ojo, entiendo que  quizás el costo de oportunidad de conservar a Ramón Díaz en el banco aún puede ser justificable (hablamos del dinero que se le tendría que pagar como indemnización) siendo esto seguramente también un factor para mantenerlo como el entrenador americanista no obstante, la señal que se manda ante todo el entorno es que probablemente esta nueva ola directiva está pagando caro su curva de aprendizaje en esta selva voraz del futbol llena de promotores, representantes y otros "detalles finos"  que nos hacen entender que la gestión de un equipo de futbol va más allá de teorías y cátedras que se puedan recibir lo mismo en universidades que en otras áreas empresariales.Entre que son peras o manzanas, Díaz en apariencia continuará al menos 6 meses más. Independientemente de las formas de este individuo y por el bien del América, ojalá y el camino en la cancha se corrija ya que eso daría resultados a una Directiva que me consta ha tratado de poner lo que está su alcance para enderezar el barco de Coapa el cual lleva ya bastante tiempo naufragando en una mediocridad profunda. Desafortunadamente creo que con ese "líder" en el banquillo se ve complicado.Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas