La urgencia de ganar la Libertadores

Aún recuerdo cuando era niño, que hablar de participaciones de equipos mexicanos a nivel internacional se reducía a competir en torneos de CONCACAF los cuales ni inspiraban ni motivaban a nadie....

Aún recuerdo cuando era niño, que hablar de participaciones de equipos mexicanos a nivel internacional se reducía a competir en torneos de CONCACAF los cuales ni inspiraban ni motivaban a nadie. Ante esta situación, los medios de comunicación y periodistas que actualmente siguen vigentes añoraban la ilusión de lo que parecía como un sueño imposible: Que nuestros clubes algún día pudieran enrolarse en la Copa Libertadores.

Con todo y lo atropellado que ha sido este camino, cuando en 1998 por dedazo participaron Chivas y América contra los Venezolanos a cambio de una módica cantidad para ganar dos lugares potenciales, inició nuestra era en la competencia más importante de nuestro continente y que al final, como invitados o no, era la consecución de aquel viejo sueño para poder demostrarle a Latinoamérica la capacidad del futbol Mexicano.

Han pasado 11 años y si bien los quipos mexicanos han sido grandes animadores, me parece que en México aún no hemos dimensionado lo que significa ganar una Copa no sólo a nivel deportivo sino también, la estirpe que brindaría a nuestro futbol a nivel internacional para potenciarlo en todos los sentidos. Esto lo comento ya que hoy para muchos ha sido una especie de "sacrificio" el tener que jugarla a costa de no andar bien en el mini torneo local.

Este año se juega la edición número 50 de este certamen y me parece que salvo el caso del San Luis, tanto el Pachuca como las Chivas han sido las dos mejores opciones para que nos representen por lo que estos clubes representan y que además, parece que ambas irán con todo en pos de este título. Me parece, que nunca antes existieron ni las condiciones ni la necesidad de que por fin una Copa Libertadores sea ganada por un club azteca.

Hablando del San Luis, ya se ha comentado hasta la saciedad la manera tan irrespetuosa como se ha tratado a su afición, desmantelando a los Gladiadores a la puerta de su debut en el máximo torneo de nuestro continente. Su Directiva ha demostrado que le importa poco o nada la trascendencia de esta competencia lo cual sin duda retrata la apatía y poca ambición de un equipo chico y sobre todo, manifiesta las nulas aspiraciones para convertirse en un cuadro al menos medianón. Que pena por la afición Potosina.

El Pachuca por su parte reafirma el compromiso de su Directiva con su promesa de marca ante el slogan "El equipo de México" ya que luce como un conjunto bien armado y consciente de la magnitud de este torneo. Jesús Martínez y su grupo son gente muy astuta y después de dos fracasos consecutivos en Japón dan la impresión de querer volver a levantar la cara por nuestro país como lo hicieron en el Invierno del 2006 cuando se adjudicaron el único título internacional que algún equipo Mexicano ha ganado en competencia CONMEBOL.

Y las Chivas, que son el equipo más mexicano y las cuales parecen estar "cuasi" obligadas a destacar hasta máximas instancias en esta competencia derivado de los gastos que sus dirigentes hicieron en aras de armar un cuadro importante y también ¿por qué no?, para demostrarle al América cómo se arman equipos de nivel sin la necesidad de invertir dinero de manera despilfarrada lo mismo en técnicos que en jugadores sobre valorados.

Ya sea el Guadalajara o los Tuzos, pero me parece que ambos son los indicados para sacar la cara por México ante Sudamérica por la competencia que arranca esta semana en su 50 aniversario, y qué mejor manera de demostrarle al continente el nivel con el que se juega en nuestro país que ganar la Copa en esta edición tan especial por lo que más allá de afinidades o colores, quisiera que cualquiera de estos dos cuadros se llevarán la Libertadores pues ayudaría a que por fin toda nuestra industria dimensione de mejor manera lo que significa este torneo que tanto anhelamos, y ahora que tenemos muchos involucrados entúpidamente hasta lo han despreciado.

Si bien conocemos los problemas y limitaciones que nuestro propio futbol tiene, soy un convencido que la "ropa sucia se lava en casa" y por ello, es necesario seguir criticando y analizando todo lo que se debe de mejorar futbolísticamente en México, no obstante, la llegada de un título internacional para alguno de  nuestros clubes es urgente a fin de disparar el círculo virtuoso en nuestra Liga y para mostrarle al resto de países Latinoamericanos que con todo y estas áreas de mejora, el lugar que a nivel económico y deportivo tiene la competencia mexicana.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas