Medias Rojas del Monterrey

Estamos en plena época de presentaciones de uniformes la cual como siempre, arroja un sinnúmero de comentarios tan subjetivos como válidos.

Estamos en plena época de presentaciones de uniformes la cual como siempre, arroja un sinnúmero de comentarios tan subjetivos como válidos. Por un lado, aquellos clubes que respetan a ultranza la tradición (Toluca por ejemplo). Otros más que apuestan por diseños vanguardista (Cruz Azul, Pumas) y algunos que inclusive desafían a la poca o mucha historia con la que su institución cuenta (Chivas, Tecos).

También aparecen casos como los de Jaguares donde ni siquiera se puede dar un juicio estético sobre su “piel” ya que ésta se encuentra totalmente opacada por la bestial cantidad de anuncios los cuales lo único que hacen es insultarnos la pupila, todo esto bajo un falso precepto de que así es como se hace mercadotecnia en el futbol.

Y hay algunos casos como el de América o Monterrey donde se intenta invocar a los viejos iconos, particularmente los ochenteros, para que combinado con buenos jugadores y un poco de suerte les de el ansiado título. Las Águilas con su famosa playera de “pico” con la cual se intenta reverdecer los demacrados laureles que actualmente ostentan. Así que no nos sorprendamos si esta receta no funciona y para el siguiente año (independientemente de quien aún despache en Coapa) se les ocurra revivir el uniforme de aquellas Águilas de Beenhakker, si, ese que parecía que tenía un reboso de colores en el pecho

De igual forma, los Rayados del Monterrey nos sorprenden reviviendo el espíritu de aquella “Pandilla” de los ochentas la cual era encabezada por el “Abuelo” Cruz, Mario Mota Souza “Bahia” y secundada por Héctor Becerra, Reynaldo Gualdini entre otros. Ese Monterrey de medias rojas que obtuvo el Torneo México 86 a costa del desaparecido Tampico Madero. Particularmente, este diseño me gusta

Pero más allá  de estéticas y pócimas mágicas a las que recurre el América para tratar de justificar a la actual Directiva, esta ola “retro” creo que sirve de pretexto para validar si como dice aquel refrán “tiempos pasados fueron tiempos mejores”. Los románticos del futbol dirían que si, que antes se jugaba por el “amor a la camiseta” (frase tan trillada como en ocasiones cuestionable) y de igual forma que en antaño había auténticos ídolos que llenaban nuestras canchas de pasión en las tribunas. Otros más inclusive pueden argumentar que al menos en esas épocas, podías ir con tu bandera al estadio, no había barras y más bien las porras eran las que figuraban

En contraparte, habrá quienes defiendan los tiempos actuales ya que de entrada y con todos los problemas que pueda tener actualmente nuestra Liga, hoy el jugador es más profesional y se prepara más. En estos días no se puede competir si no eres además un atleta y de igual manera, hoy el futbol es más rápido y me atrevería a decir que hasta más técnico que el de aquellas épocas. Una evolución natural que este juego ha tenido no solamente en México sino en general en todo el mundo

Hay tantos argumentos como queramos para defender cuando estábamos mejor, si en aquellos años ochentas o en la actualidad y podríamos llenar páginas enteras con análisis de ambas etapas. Las “medias rojas” del Monterrey me han hecho recordar las épocas en las que me acerqué a este maravilloso deporte y de igual forma, han reafirmado mis creencias respecto a que los tiempos actuales de nuestra Liga ni son tan malos como a veces pensamos y que los “gloriosos” ochentas tampoco son tan excelsos como en ocasiones nos los venden

Sin embargo, celebro que una de las razones que hacen distinto al futbol del resto de las industrias es decir, la autenticidad de cada club forjada por su propia historia y tradición sea fomentada de una u otra manera por cada institución

PD: En respuesta a esta propuesta de los Rayados, pregunto a los aficionados Tigres ¿No les gustaría un diseño al estilo Batocletti, Barbadillo y Boy?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas