Nuestra economía futbolera

El futbol en todo el mundo ha sido y seguirá siendo una auténtica isla en comparación a lo que ocurre con la realidad universal.

El futbol en todo el mundo ha sido y seguirá siendo una auténtica isla en comparación a lo que ocurre con la realidad universal. Pese a la crisis mundial, tenemos un Real Madrid que ha gastado cerca de los 300 millones de euros en refuerzos. Por otro lado, aparece una liga italiana que busca afanosamente recuperar protagonismo y se calcula que entre todos los equipos al día de hoy han gastado ya cerca de los 450 millones de euros. A estas cifras habría que agregar lo que la Premier, la Bundesliga y el resto de los clubes españoles han gastado y como consecuencia encontraremos que la cifra llega a cerca de los mil millones de euros. No sorprende el hecho de que se haya invertido tanto dinero ya que estos números, año con año van en aumento. Lo que sí es de llamar la atención es que en un año 2009 tan complicado en materia económica para el mundo, la industria del futbol parece sin duda vivir en un planeta diferente. Ahora bien, para que se desembolsen cantidades exorbitantes como estas significa que existen consumidores suficientes que harán redituables estas inversiones no obstante, cuidado, no vaya sucederles a algunos equipos europeos lo que está pasando en Argentina donde simplemente las cuentas no salen y la AFA ha tomado la decisión de postergar el inicio del Apertura 2009. Los clubes pamperos en su gran mayoría están quebrados y sus deudas acumuladas ascienden aproximadamente a 190 millones de dólares. Salvo algunas honrosas excepciones como el Campeón Vélez Sarsfield o Estudiantes de la Plata, el resto de equipos que componen la Primera División de ese país presentan pasivos que ni incrementando los costos de derechos de transmisión (los cuales están regulados y monopolizados por la AFA) así como generando nuevas formas de ingreso permiten augurar un futuro más prometedor. Y lo peor, es que continúa la tendencia  a seguir gastando cada vez más en su afán de armar equipos competitivos. Ni modo, los platos rotos los pagarán los propios jugadores cada quincena. De hecho, este fenómeno empieza a trasladarse a Inglaterra, un país que siempre ha destacado por su capacidad para generar ingresos más sin embargo en últimas fechas, esa captación de recursos ha sido rebasada por los egresos que los equipos han tenido, principalmente por el rubro concerniente a sueldos de jugadores. No por nada en recientes declaraciones varios analistas han comenzado a vaticinar una recesión importante para la Premier League al estilo de lo que sucedió con el Calcio Italiano en las últimas temporadas en caso de que no se tomen medidas más responsables a nivel administrativo. Y mientras todo esto pasa en el resto del mundo, ¿cómo estamos en México? Para la naciente temporada, se calcula que los equipos nacionales invirtieron algo así como 48 millones de dólares donde la operación mas costosa ha sido la del colombiano Aquivaldo Mosquera la cual llegó casi a los 6 millones de dólares, lo que lo ha convertido en uno de los fichajes más caros en la historia reciente de nuestra industria. Luego vienen las contrataciones de Jesús Corona y Rolfi Montenegro respectivamente para completar el cuadro de los tres traspasos más caros de nuestro verano. Obviamente cuando comparamos nuestras cifras con las europeas resultan insulsas sin embargo, habría que reconocer que la gran mayoría de los dirigentes mexicanos han sido mesurados en sus manejos financieros, lo que garantiza un desarrollo sustentable de la economía de nuestro futbol, muy distinto al caso argentino y también a algunos casos europeos. DE SALIDA Verdaderamente ha sido de pena ajena escuchar o leer ya sea a futbolistas en activo o en el retiro diciendo que lo sabroso de este deporte son las mañas o que en el futbol gana quien se pone más vivo. Habrían tantas razones como quisiéramos para polemizar sobre esto pero creo que en resumen podemos concluir de sus declaraciones el porqué estos personajes nunca trascendieron en un futbol de élite como el europeo. Es muy claro, en el Viejo Continente no se andan con medias tintas y a quien es tramposo o practica la cultura de la tranza no le dan cabida entre sus filas. Realmente patética esta dizque “ideología pícara”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas