Cambios de identidad

Hablar de un cambio de imagen en el deporte siempre es un tema polémico. A diferencia de lo que ocurre en otras industrias, en la deportiva los rituales, contenidos y colores marcan la diferencia.

Hablar de un cambio de imagen en el deporte siempre es un tema polémico. A diferencia de lo que ocurre en otras industrias, en la deportiva los rituales, contenidos y colores marcan la diferencia y forman parte de las razones por las que alguien se puede hacer aficionado a un equipo.

Desde luego que hay deportes e instituciones donde el cuidado de la tradición es más imperativo. No imagino un cambio de colores o escudo por ejemplo en los Yankees de Nueva York o los Medias Rojas de Boston. De igual forma, me parece remoto que el escudo del Real Madrid pudiera cambiar diametralmente. Por ello, animarse a realizar un cambio de identidad puede ser tan fructifico como arriesgado.

Y hablando de evoluciones de imagen, en el futbol mexicano tenemos varias historias que contar. La más reciente por ejemplo, la de los Estudiantes Tecos creo que va por buen camino. Diferentes esfuerzos de comunicación han intentado realizar la Directiva que encabeza Juan José Frangie y muy seguramente su clasificación a la Copa Santander Libertadores ayudará a tener mayor exposición tanto en el mercado local como en el extranjero. Creo que a comparación del mensaje obscuro y gris que transmitían los Tecolotes anteriores, al menos con este nuevo uniforme y escudo ya van ganando 1-0

Morelia es otro caso reciente. A finales de los 90 se optó por desaparecer el mote y la herencia de los “Ates” para dar paso a llamarse Monarcas con cambio de uniforme incluido. Si bien a algunos molestó esa transformación, al poco tiempo fueron Campeones del Invierno 2000. Después la Directiva ha trabajado bien mercadológicamente, pero los resultados deportivos simplemente no han llegado. Después de 10 años, Monarcas va con todo para volver a ser campeón

¿Y como olvidar uno de los cambios de identidad más significativos de nuestro balompié? El del América. A principios de los 80 la entonces Directiva de Coapa decidió cambiar de mote de Cremas a Águilas. También se modificó el uniforme y con esto, llegaron nuevos jugadores que sentarían las bases para formar un equipo que marcaría época.

Otros casos en nuestro juego han incluido al Necaxa, Querétaro y hasta Toros Neza que alguna ocasión llegó a llamarse “Toros Hidalgo”. Sin embargo, un cambio de identidad puede ser estéril si no viene acompañado de resultados en la cancha. Paradójicamente, esta práctica que ha sido replicada de los deportes estadounidenses, usualmente sí ha funcionado en la Unión Americana. Por ejemplo, en la NFL varios de los equipos que cambiaron de identidad dejaron atrás épocas perdedoras para construir nuevos tiempos: Bucaneros de Tampa Bay, Patriotas de Nueva Inglaterra, Broncos de Denver o Halcones de Atlanta son varios casos de éxito como consecuencia de una transformación de imagen

Hoy en nuestro futbol, algunos hablan de que se requiere un revulsivo para que los aficionados intensifiquen su pasión. De hecho, publicistas como Carlos Alazraky han señalado que el futbol mexicano a nivel promoción es aburrido y que se requiere tener programas de comunicación en los clubes menos tediosos y más divertidos, los cuales pueden incluir algunos cambos de identidad dentro de algunas organizaciones

Personalmente creo que existen algunos clubes que se pueden dar esos lujos, otros no. A mi entender, el escudo de las Chivas debiera ser intocable, o el mote del Necaxa nunca tuvo que haber cambiado. Creo que mas bien, la reingeniería que requiere nuestro futbol pasa más por el sistema de competencia y otros factores administrativos, que necesariamente por cambios de imagen (con todo y que algunos puedan ser redituables).

Lo que sí es claro es que ahora con tantas opciones que tenemos a nuestro alcance para ver futbol (a sólo un click de distancia), es más fácil comparar y exigir un mejor espectáculo dentro y fuera de la cancha para todos los que queremos este hermoso juego y de hecho, es más que necesario para que no acabemos con el espectáculo más importante para los mexicanos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas