El futuro del Interliga

Llegó enero y nuevamente abrimos el año futbolístico con el llamado Interliga, tan polémico como en ocasiones divertido.

Llegó enero y nuevamente abrimos el año futbolístico con el llamado "Interliga", tan polémico como en ocasiones divertido. Desde el 2004, se han vivido situaciones para recordar: Lesiones lamentables, pasando por series de penales agónicas y hasta una decisión tomada por un volado. Lamentablemente pareciera que se ha convertido en un mal necesario si es que los equipos Mexicanos quieren llegar a la Copa Libertadores. Este torneo es organizado por Soccer United Marketing, una empresa que con todas las críticas que algunos medios puedan hacer, es de reconocerse el profesionalismo e inteligencia con la que se maneja. SUM, es una empresa de Mercadotecnia y Eventos alrededor del futbol que tiene propiedades como la misma MLS, la Copa de Oro, la Super Liga y sobre todo una mina de oro llamada Selección Mexicana. Encabezada por Don Garber (comisionado también de la MLS), SUM ha heredado la visión de Mercadotecnia que Garber adquirió en la mismísima NFL donde trabajó durante 16 años. Actualmente, se ha dedicado a explotar las bondades del mercado hispano en Estados Unidos organizando partidos y torneos a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Por ello y analizando exclusivamente lo comercial, la Selección Mexicana se ha visto enormemente beneficiada por la aparición de SUM ya que con ello, la generación de ingresos por los encuentros realizados en Estados Unidos parece no tener fin. Sin embargo, pareciera no ser lo mismo en el caso del Interliga. Todos los años escuchamos las quejas alrededor de este torneo referente a las fechas, a la logística e inclusive hasta lo que tiene que ver con la remuneración que los equipos mexicanos tienen por su participación. Sin embargo y entendiendo que México juega en otra Confederación, pocas veces escucho propuestas para mejorar el sistema clasificatorio de los clubes nacionales hacia la Libertadores. Nos guste o no, los campeones y subcampeones tendrán que ir forzosamente a la Concachampions entonces de entrada, los mejores no necesariamente nos representarán. Se podrían dar más lugares contra Tabla General (como clasificó Monarcas Morelia en esta ocasión) pero aun así, hay varios involucrados que quieren su "tajada" económica para que varios equipos mexicanos lleguen a jugar la Copa. Teóricamente este contrato con SUM vive sus últimos instantes para la realización del Interliga pues el acuerdo expira en este 2010. ¿Será lo más recomendable finiquitarlo? ¿Qué método entonces deberíamos seguir para se ajuste a las restricciones deportivas y sobre todo, que se adapte a las necesidades económicas de los involucrados en este proceso rumbo a la Libertadores? Todo esto dependerá de la confirmación total por parte de CONCACAF referente a la participación de los clubes aztecas en la Libertadores. Si es que se valida a la buena, deberíamos de olvidarnos de torneos clasificatorios y hacerlo a puntos acumulados entre los 2 torneos. Ahora bien, si se valida con la respectiva remuneración económica para Jack Warner y compañía, vayámonos haciendo a la idea de tener al menos otros 7 años de Interligas. De salida: A todos los lectores de este espacio y a los que no lo son, les deseo sinceramente lo mejor en este 2010 que promete ser un año muy movido para todos los que nos apasiona y queremos al futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas