Tigres: El hazmerreír del norte

En varias ocasiones en este espacio hemos hablado de los innumerables descalabros que los Tigres siguen acumulando desde hace ya casi 28 años en que no han logrado obtener un campeonato.

En varias ocasiones en este espacio hemos hablado de los innumerables descalabros que los Tigres siguen acumulando desde hace ya casi 28 años en que no han logrado obtener un campeonato. Lamentablemente, pareciera que el tiempo sigue su marcha y simplemente no pasa absolutamente nada con este equipo. Malas contrataciones, nula cantera, dinero tirado a la basura, cambios de dirigentes, así como de entrenadores y todo lo que queramos imaginar para no solamente no lograr un campeonato sino más bien, acercarse cada vez más a otro descenso como en aquella Temporada 95-96. Lo más triste es que ahora toda la afición felina tiene que lidiar con el vecino rayado que además de haber sido ya tres veces Campeón en estos 28 años, parecen enfilarse a armar un equipo consistente que trascienda más allá del título obtenido en diciembre pasado. Ante tan malos resultados, no resta más que buscar posible soluciones para que los Tigres intenten revivir la gran época que vivieron en los setentas y principios de los ochentas. ¿Sinergia deportiva es el culpable? Posiblemente, ya que pese a las estratosféricas inversiones no han logrado acertar para tener una escuadra que nuevamente imponga respeto. Ahora bien, esas acciones habría que ver si han sido por incompetencia o por diversos intereses (entiéndase corrupción) haciendo que los Tigres se hayan vuelto en una caricatura de aquellos tiempos donde imponían respeto en donde se presentaran. Será una u otra razón pero a casi 14 años de que este grupo tomó las riendas de los universitarios, han demostrado que no tienen la capacidad para darle a la afición felina lo que verdaderamente merecen. Ahora bien, que pasaría si el equipo regresara a manos de la Universidad y funcionara mediante un patronato de manera similar como operan los Pumas de la UNAM. ¿Será ése el camino adecuado? No lo creo. Actualmente las instituciones de educación pública tienen prioridades mucho más relevantes que mantener un equipo de futbol. Me parece que el camino para una reconstrucción felina sería que la institución pasara a manos de empresarios neoleoneses con una visión más amplia tanto a nivel comercial como a nivel deportivo para lo mismo invertir en Fuerzas Básicas que con un mayor profesionalismo para tomar mejores decisiones que se reflejen en el terreno de juego. Pese a sus 2 subcampeonatos y algunas decentes participaciones en Copa Libertadores hay que aceptarlo, Sinergia Deportiva no ha hecho más que fracasar rotundamente en conducir los destinos de esta marca que cuenta con una pasión y fidelidad como muy pocas, no nada mas en México sino también me atrevería a decir en toda Latinoamérica. Hoy lo mejor de Tigres es su actual playera. Lamentablemente y aunque duela, los Tigres se han convertido en el hazme reír del norte del país. Ni su espectacular afición ni el futbol de esa ciudad y mucho menos el espíritu emprendedor de los regiomontanos se merece un club que por sistema arrastra la cobija malgastando dinero, no generando talento interno y sobre todo, viviendo a la sombra de Rayados y Santos Laguna. Créanme que lo mejor que le puede pasar a nuestro futbol es que una marca tan pasional como son los Tigres puedan regresar a un primer plano para de una vez por todas reposicionarse como uno de los clubes que solían animar nuestra liga. De salida: Hablando de las declaraciones de Aguirre simplemente decir que en el futbol como en la vida forma es fondo. El problema es que a un buen entrenador como lo es el "Vasco", el mercado o el entorno lo han elevado a la figura de "salvador" o "mesías" y en ese tenor, él se ha comportado "haciéndonos un favor en venir a ayudar a resolver el desbarajuste que Hugo y Sven habían hecho". Más allá de las disculpas que seguramente ofrecerá, hay acciones o palabras que inciden de por vida en la imagen de una figura pública. Este es el caso de Aguirre.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas