La censura en los estadios

Uno de los logros que nuestro país ha presumido en los últimos años es la apertura mediática así como la libertad de expresión que en apariencia hemos alcanzado no solo en el futbol sino en general.

Uno de los logros que nuestro país ha presumido en los últimos años es la apertura mediática así como la libertad de expresión que en apariencia hemos alcanzado no nada más en el futbol sino en general, en cada uno de los elementos de la vida diaria. En lo que a mí me compete, tengo que confesar que en los casi tres años que tengo de colaborar en este gran portal jamás he recibido o siquiera se me ha insinuado de parte de nadie en Medio Tiempo algún  tipo de línea o censura. Creo que en gran medida ese ha sido el diferencial que ha permitido posicionar este sitio como el líder en su ramo dentro de la industria deportiva mexicana. Y es precisamente esta apertura la cual se ha puesto en entredicho en las últimas semanas con una ley “mordaza” que parece aplicarse sobre los aficionados en los estadios impidiendo manifestar su sentir ante el desempeño de sus colores o en su defecto, para expresar su sentir sobre la Selección Nacional. Por un lado, en el Estadio Azteca durante el juego América-Santos de hace una semana, el dueño de un palco “se atrevió” a sacar una manta mediante la cual reprochaba las lamentables actuaciones del América en los últimos años. Casi de inmediato, llegaron elementos de seguridad para exigirle que quitara el mencionado letrero bajo el argumento de que dicha expresión “ocasionaba violencia”. Después de varios dimes y diretes (y sin algún sustento fidedigno) lograron su cometido y la manta fue retirada. En teoría, hoy regresará a manifestar su repudio a la manera en como las Águilas siguen jugando. El Martes en el Jalisco durante el juego Chivas-Velez sucedió algo similar. Gente de la Legión 1908 pretendía mostrar un trapo mediante el cual manifestaban su apoyo hacia Luis Michel como arquero titular de la Selección para el Mundial. La manta también fue retirada igualmente con la misma excusa: puede ocasionar problemas entre las porras. Es muy desafortunado como nos hemos convertidos en una liga sin sabor, sin ambiente en las tribunas (basta ver lo raquítico del color que hay en las gradas mexicanas si lo comparamos con lo que sucede en otras partes del mundo) y ahora, en aras de prevenir aparentes problemas entre fans, se pretenden aplicar soluciones que en la realidad no resuelven nada.   Debemos de entender que el aficionado tiene derecho a expresar su sentir sobre los temas futboleros siempre y cuando se respete el derecho de los demás. En las dos situaciones antes señaladas jamás se infringieron las libertades de terceros. Pese a ello, parece que varios de nuestros federativos no terminan por entender que la violencia se genera por otras situaciones que no tiene nada que ver ni con la libre expresión ni con el color en las tribunas. Basta ver que la prohibición de trapos, cinturones y papelitos en nuestras canchas no ha logrado que la violencia se haya erradicado.   Si un consumidor no tiene ya el derecho de opinar y plasmar su visión sobre algún tema futbolero en el estadio, en ese momento estaremos aniquilando uno de los principios básicos que este juego ofrece, es decir, el de vivir una pasión al máximo respetando al resto de las aficiones. Si a esta “ley mordaza” le agregamos los intereses particulares que cada medio puede llegar a tener, encontramos un caldo de cultivo ideal para que el espectáculo que tanto nos gusta pueda hacerse más lejano y distante de los aficionados. Insisto, esta libre expresión, o libre manera de apoyar a sus colores debe estar ajena a toda manifestación que afecte los intereses de otros. No obstante, entre mayores sean las aparentes restricciones ineficaces para controlar los climas hostiles dentro de los estadios, más distante, aburrido e insípido haremos nuestro futbol. Quizás se olvida que al final el elemento más importante que hace girar esta industria somos precisamente nosotros,  los aficionados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas