¿Liga Femenil en México?

Cada evento femenil o en cada Mundial de futbol de este género escucho lo mismo. Desde aquellas voces que intentan comparar lo que hacen y lo que no hacen las chicas contra los varones.

Cada evento femenil o en cada Mundial de futbol de este género escucho lo mismo. Desde aquellas voces que intentan comparar lo que hacen y lo que no hacen las “chicas” versus los varones, hasta los cuestionamientos sobre una posible liga que este avalada por la Federación Primero habría que aclarar que este cúmulo de opiniones no tiene absolutamente nada que ver con una ideología misógina ni mucho menos. De hecho, tengo varias conocidas y amigas que juegan al futbol y personalmente me gusta que este deporte llegue a las entrañas de una mujer. Sin embargo, para analizar la factibilidad de una liga se requiere mucho más que simples buenas intenciones o que buscar una equidad de género. Habría que decir, que en países del primer mundo futbolístico (Inglaterra, España por ejemplo) se han lanzado ya esfuerzos de este tipo con resultados pocos satisfactorios a nivel económico. Por citar el caso inglés la liga fue tan en serio que era parte fundamental de los esfuerzos tanto de marketing como deportivos que las organizaciones tenían. La iniciativa arrancó hace unos 9 años y duro tan sólo 4. Con todo y la gran pasión que se vive en la isla por el futbol, el experimento no funcionó principalmente por algunas de estas razones: 1.El mercado masculino apoyaba  a las “chicas” que representaban a sus clubes por mera fidelidad. Sin embargo, cuando a los aficionados se les preguntaban las razones por las cuales no asistían al estadio, había argumentos que iban desde la falta de un presupuesto real para pagar un boleto para ese espectáculo, hasta una ausencia de interés real para consumir más de una vez un partido como estos 2.El mercado femenil en su mayoría reconocía el esfuerzo de las chicas, pero veía complicado asistir o ver por TV con regularidad a los encuentros, ya sea porque sus novios o parejas no querían estar con ellas o porque sus propias amigas encontraban otras cosas más interesantes que hacer 3.Suele suceder que a muchos verdaderos hombres aficionados les gusta ver un juego de mujeres por curiosidad y como consecuencia de ello, esa “curiosidad” dura para uno o 2 juegos. Al tercer partido se acabó la magia 4.El país donde se dió un mejor manejo a este deporte femenil, Estados Unidos, ni siquiera se ha dado a la tarea de organizar una competencia profesional pues han entendido que usualmente el nicho de mercado principal se encuentra en el ámbito universitario y que las expectativas para ver a las mayores pasan mas por competencias FIFA que por tener un torneo profesional organizado. Consecuentemente, ¿qué tenemos? Por un lado, un segmento de mujeres que afortunadamente consume cada vez más el producto llamado futbol y que por lo consiguiente, en teoría debería existir una oportunidad interesante para diseñar un producto local donde las mujeres jugaran al futbol de manera profesional. Sin embargo, los últimos estudios de Sport Intelligence por un lado y por otro, de consulta Mitofsky, demuestran que del 100 por ciento de los aficionados que están verdaderamente comprometidos con la liga local, aproximadamente el 75 por ciento son hombres. Yo preguntaría, ¿de ese universo de aficionados, a cántos realmente les interesaría seguir de manera semanal una competencia de mujeres jugando al futbol y no sólo uno o dos partidos donde se representa al balompié de nuestro país? Y que hay de ese 25 por ciento de mujeres que siguen el futbol. Ni siquiera si al 100 por ciento de ellas les interesaría asistir o ver regularmente un juego de chicas (lo cual de verdad dudo mucho), sería una cantidad lo suficientemente representativa como para animarse a emprender una competencia profesional pues ni para anunciantes ni televisoras sería redituable En conclusión: A pesar de la fiebre que pueda desatar lo que consiguiera la Sub-20 Femenil. A mi juicio, no hay mercado suficiente para intentar desarrollar una competencia profesional. Es mejor que se fortalezcan las bases universitarias ya que al final, es la cantera que puede alimentar a su Selección Nacional De salida: Patético lo que ha sucedido con el “Cuau”. Al mas puro estilo del “circo de Capulina” andará de nueva cuenta en la Liga de Ascenso como atracción en feria para las diferentes plazas que visitara Irapuato. Si bien hará que la liga tenga un poco mas de proyección, no construye nada ni termina por fortalecer la estructura de la liga. Y sino, pregúntenle a la afición de Veracruz.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas