Socio-antropologías del futbol

Además de producir goles, héroes y ganancias, la industria del futbol-espectáculo es una máquina de palabras. Si no, ¿cómo se podría explicar la incontinencia verbal y el furor lingüístico que...

Además de producir goles, héroes y ganancias, la industria del futbol-espectáculo es una máquina de palabras. Si no, ¿cómo se podría explicar la incontinencia verbal y el furor lingüístico que antes, durante y después de cada juego o torneo experimentan miles de millones de personas? La emoción, la incertidumbre, el deseo, la alegría (cuando no la frustración) y la imaginación que despierta el destino cronometrado de cada balón y de cada equipo, son sin duda los principales detonadores de tanta verbosidad futbolera, de tanto amor por el habla. Decir, comentar, reír, sufrir, cantar, en suma, compartir son los verbos en infinitivo en los que se sintetiza de manera muy clara la función de la mayor parte de palabras que todos los días se producen sobre el futbol. Curiosa condición de un juego que a pesar de practicarse con los pies, de alguna u otra forma siempre termina haciendo eclosión en la boca. Sin embargo, además de las siempre interesantes (por no decir divertidas por previsibles) declaraciones emitidas por los futbolistas, los técnicos y los directivos, e independientemente de las gozosas y calurosas conversaciones cotidianas que día con día se presentan entre los aficionados, es un hecho que los periodistas, los reporteros, los comentaristas y cronistas deportivos son los principales responsables de una buena parte de las palabras que se emiten alrededor del futbol. De hecho, al modo de los carboneros que alimentaban a los trenes o barcos de vapor, estos profesionales (a veces francotiradores) del verbo son quienes desde los medios nutren e inundan al futbol de palabras, opiniones y comentarios. Y todo, para sostener una maravillosa ilusión: la que nos ha hecho creer que los resultados deportivos “importan” (en otro texto desglosaremos con calma esta paradójica fantasía que sostiene a la industria de los medios periodísticos deportivos).  Pero más allá de lo que se dice y comenta en los medios y las calles, en las últimas décadas hay otro espacio desde el cual cada vez se emiten más palabras, preguntas, ideas y juicios en torno al futbol-espectáculo: las universidades y los centros de investigación. Efectivamente, se trata de espacios donde durante mucho tiempo no se consideró al futbol un “objeto de estudio legítimo”, pero en los que por fortuna cada vez hay más interés por explicar y comprender los misterios, impactos y complejidades del deporte-espectáculo más globalizado del planeta. A la fecha, son dos las principales disciplinas científico-sociales desde las cuales más investigaciones, publicaciones y palabras se han producido en torno al futbol: la Sociología (del deporte) y la Antropología (del deporte). ¿Por qué estas disciplinas y no otras? Son variadas las razones: porque son dos de las tres o cuatro disciplinas más importantes de las Ciencias Sociales contemporáneas (esto es, con mayor número de  científicos); porque son las disciplinas más consolidadas, mejor organizadas y antiguas, y porque en ellas existen investigadores que se han preocupado por producir información sobre futbol que nos ayude a comprender mejor lo que está sucediendo en las sociedades contemporáneas (y no al revés). ¿Qué lugar ocupa el futbol en la vida de las personas?; ¿qué significado diferencial se le atribuye en cada una de las naciones, regiones, ciudades o comunidades donde se practica y consume?; ¿cómo se expandió hasta globalizarse y qué impactos socioculturales ha generado a su paso?; ¿se relacionan y lo consumen y usan igual las diferentes clases sociales, los diferentes grupos culturales, religiosos y étnicos?; ¿lo viven y experimentan igual los hombres y las mujeres, los niños que los adultos, los ricos que los pobres?; ¿qué lugar ocupan los medios en su difusión y cómo es que las distintas audiencias los consumen y se apropian de sus contenidos y ofertas?; en términos de identidad, ¿qué le da el futbol a los aficionados que no les da ni la política ni la religión ni la escuela ni el trabajo ni familia? En otras palabras: ¿qué nos dice el futbol de lo que está sucediendo en la sociedad? Estas son solo algunas de las preguntas que se intenta responder desde los estudios socio-antropológicos del futbol. Desde luego, estas socio-antropologías del futbol no tienen mucho de existir. Las más viejas datan de las décadas de los 60s y 70s y todas prácticamente son de origen anglosajón, ya que se han desarrollado en los países donde además de balompié, más se invierte en Ciencias Sociales como Inglaterra, Francia, Alemania e Italia. En el caso de la empobrecida América Latina, aunque son muchos más recientes (pues datan de los 80s y 90s), los estudios socio-antropológicos del futbol han venido ganando terreno. Desde los primeros estudios realizados por los antropólogos brasileños como Roberto DaMatta, pasando por lo realizado por Archetti o Alabarces en Argentina, hoy en América Latina son cada vez más los trabajos presentados sobre el tema. Pero ¿qué es lo que en este momento se está estudiando sobre futbol desde la socio-antropología?, ¿cuáles son los temas y problemas que más están llamando la atención de los investigadores?, ¿sobre qué aspectos están produciendo información y conocimiento? Una manera muy practica y eficaz para darse cuenta de esto, es revisando los programas de los distintos CONGRESOS en los cuales los investigadores y estudiantes de postgrado de distintas naciones se reúnen para discutir sobre estos asuntos. Durante lo que va de este 2007, hay cuatro importantes eventos científico-académicos (cuya relevancia y esfera de impacto va de lo local y nacional hasta lo continental y mundial) sobre los que quiero llamar la atención. El primero de ellos tiene que ver directamente con lo que se está investigando en nuestro país, el segundo con lo que se está haciendo en Sudamérica, el tercero con lo que se está trabajando a nivel de América Latina y el último con lo que se está investigando a nivel global. Del 24 al 26 de Mayo, en la ciudad de San Cristóbal de la Casas en Chiapas, se llevó a cabo en México el "Primer Congreso Nacional de la Red de Investigadores sobre Deporte, Cultura y Sociedad". Organizado por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y la Universidad Intercultural de Chiapas, en este importante e histórico encuentro se reunió por primera vez a los académicos e investigadores mexicanos interesados en explorar el mundo del deporte desde las Ciencias Sociales. Ahí, durante 3 días cerca de 60 personas (antropólogos, historiadores, sociólogos, comunicólogos, periodistas deportivos, educadores físicos) presentaron uno a uno los avances de sus trabajos. En lo relativo a los estudios sobre futbol (el deporte sobre el cual más ponencias se presentaron y sobre el cual en este momento más se está investigando en México), se destacaron los siguientes proyectos: "Mujeres, deporte y futbol" de la experta en Estudios de Género Martha Santillan; "El origen del futbol en México: narrativas tejidas en torno al primer club de fútbol y su trascendencia en la actualidad" del historiador Gabriel Angelotti; "El juego de la porra en Aguascalientes; violencia, poder y procesos de identidad urbanos” del antropólogo hidrocálido de la UAM Iztapalapa Darío Zepeda; "El futbol espectáculo y la barra tuza” del comunicólogo hidalguense Miguel Ángel González Ponce de León; "El ritual futbolístico en la ciudad de Guadalajara" del antropólogo de CIESAS Occidente Rodolfo Aceves; "El futbol como objeto de estudio de la Historia Cultural" de la historiadora Natalia Pérez de la Fuente; "El Futbol llanero en la Delegación Gustavo A. Madero: el caso del equipo Malawi de Cuatepec, Barrio Alto" de los comunicólogos  Víctor Mejía y Samuel Martínez; "Futbol, rivalidades y regiones. Los casos de México y Ecuador" de los antropólogos de la UIA, Roger Magazine y Jacques Ramírez. A nivel Sudamérica, el pasado mes de Julio en la ciudad de Porto Alegre en Brasil, se llevó a cabo el VII Congreso RAM (Reunión de Antropología del MERCOSUR). Se trató de un importante congreso que se lleva a cabo cada dos años y que en esta ocasión contó con la participación de más de 500 conferencistas distribuidos todos en 40 distintos grupos temáticos de trabajo, de los cuales el "GT 23" fue denominado: "Antropología do Esporte: práticas esportivas, lazer e corporeidades no MERCOSUR". Coordinado por el antropólogo brasileño Edison Gastaldo y el sociólogo de la cultura, el argentino Pablo Alabarces, en este evento se dieron cita algunos de los más importantes investigadores sudamericanos en materia de deporte. Entre muchos otros, en torno al futbol estos son solo dos de los títulos de las ponencias que se presentaron que nos pueden dar una muy buena idea de tipo de investigaciones que se están realizando en esa región de planeta: “Das regras do jogo: futebol, masculinidade e disputas numa comunidade de mineiros de carvão no RS” de Marta Cioccari y "De la asociación civil sin fines de lucro a la entidad gerenciada: la perspectiva de los socios en torno al club y a la mejor forma de ser hincha" de María Verónica Moreira. Por su parte, a nivel de nuestro sub-continente, el pasado mes de agosto (entre el 13 y el 18) se llevó a cabo en la ciudad de Guadalajara (en la U d G) el XXVI Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS 2007). Ahí entre los 31 grupos temáticos en los que se dividieron las ponencias, el Grupo de Trabajo número 24 se dedicó a la "Sociología de Deporte y el Esparcimiento". Dándonos una idea de lo que a nivel de América Latina se está investigando sobre futbol, ahí se presentaron los siguientes trabajos: "Etnografía del futbol como deporte de combate en los valles orientales de la Provincia de Jujuy- Argentina"; "Futebol, violência e arbitragem: algumas leituras figuracionistas"; "Futbol, identidad y nacionalismo de mercado: Asistencia a los estadios en el fútbol profesional en Chile, 1990-2002"; "A crônica esportiva e suas representações sobre a tentativa de exportação dos jogadores brasileiros campeões do mundo em 1958"; "O futebol no bairro COHAB: entre práticas e representações"; "Observatório do Torcedor: verificando a aplicabilidade do Estatuto de Defesa do Torcedor nos estádios de Curitiba"; "Golbalizacion. Futbol, identidad nacional y globalización"; "La importancia social del deporte en el proceso civilizador: el caso del futbol bandera en Texcoco, Estado de México, 1997-2005" y "Goligarquías latinoamericanas: Futbol profesional, poder público y el gran negocio mediático". Saltando del español y el portugués al francés pero sobre todo al inglés, también en el pasado mes de agosto (de 1o al 5) se llevó a cabo en la Universidad de Copenhague (en Dinamarca) el “Joint World Congress” de la ISSA (International Sociology of Sport Asssociation) y la ISHPES (International Society For The History Of Physical Education And Sport) titulado: “SPORT IN A GLOBAL WORLD: PAST, PRESENT AND FUTURE” (http://www.ifi.ku.dk/ifi/side1948.asp). Ahí se dieron cita casi mil expertos en materia de estudios sociales sobre deporte de todo el planeta. Ahí (aunque por A.L. solo asistieron dos mexicanos, unos cuantos argentinos y un par de decenas de brasileños) también por su puesto se habló mucho de futbol. Ahí, el famoso sociólogo británico Antonhy Giddens dictó una de las conferencias más importantes que se han ofrecido en torno al deporte y al futbol: “Sports and Globalization”. Resulta imposible mencionar aquí los títulos de las ponencias más importantes y las naciones de las cuales provienen sus autores, sin embargo en este importante congreso mundial una cosa quedó muy clara: el futbol no sólo se juega y disfruta en las universidades, también se está investigando y pensando (tomando en serio) cada vez más. ¿Qué se está haciendo en las universidades (públicas y privadas) de nuestro país en esta materia?, ¿qué está sucediendo en términos de socio-antropología en la UNAM, la UAM, el COLMEX, la ENAH, el CIDE, el COLMICH y el resto de las universidades y centros de investigación científico-social?, ¿dónde están los investigadores mexicanos que están haciendo socio-antropología de futbol? y sobre todo, ¿qué es lo que han encontrado? De esos hallazgos sin duda sugerentes y provocadores hablaremos en otra colaboración.

Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas