El señor Doctor

Al terminar el torneo de apertura Rafael Herrerías, presidente del Club Tiburones Rojos de Veracruz, declaró categóricamente que el argentino Daniel Alberto Brailowsky no salía de la institución;...

Al terminar el torneo de apertura Rafael Herrerías, presidente del Club Tiburones Rojos de Veracruz, declaró categóricamente que el argentino Daniel Alberto Brailowsky no salía de la institución; un mes después para ser más exactos el pasado 24 de diciembre se le comunica a través del director deportivo de su cese como director técnico del Veracruz. Los motivos por los cuales Rafael Herrerías destituyó al Ruso, según él, es debido a que los refuerzos solicitados no eran los que la institución necesitaba sin olvidar que desde su punto de vista los números del Daniel no eran favorables, y en el negocio del futbol los que hablan son los números. Efectivamente lo relevante no es el despido de Brailowsky, lo que preocupa es que una persona de la calidad del doctor Rafael Herrerías, quien no tiene conocimientos sobre futbol, tome esa clase de decisiones. Si, efectivamente tiene todo el derecho por ser "dueño" y presidente de su equipo pero desafortunadamente para el equipo, jugadores y sobre todo para la afición, el doctor llevará al equipo de nuevo a la primera A. Muchos de ustedes se preguntaran cuáles son mis fundamentos para hablar del doctor Rafael Herrerías, bueno podré empezar diciendo que como empresario de la Plaza México ha formado un monopolio de la fiesta brava; el estilo que maneja para mantener y seguir ejerciendo su monopolio y "negocio" es el de todo un dictador, a lo largo de los años se ha encargado de mandar golpear a sus retractores, reporteros de La Jornada, y últimamente le ha dado por amenazar de muerte a los jueces de Plaza que no hacen lo que él manda y ordena. Para la mala fortuna de los aficionados de la fiesta brava, y ahora del futbol, Rafael Herrerías ha llevado ha pique una de las Plazas más importantes del mundo hoy parece que le toca al futbol caer en sus redes y malos manejos, cosa que al señor le tiene sin cuidado ya que lo respaldan gente muy importante a nivel político y económico. Herrerías ya se encargó de destruir a través de los años la fiesta brava en la Ciudad de México, hoy como aficionado al futbol le deseo la mejor de las suerte al público jarocho esperando que el doctor no destrulla a una institución que no merece tener a un personaje tan nefasto manejando los destinos de un gran equipo. Suerte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas