De locos

De los 22 que tenía....

De los 22 que tenía....Casi siempre que un equipo de futbol anda mal la primera decisión que se toma es la de correr al director técnico. La semana pasada la directiva de Cruz Azul a través de Guillermo Álvarez dio la gran campanada de la temporada, y tal vez de la historia del futbol mexicano y mundial, no sólo corrió al director técnico sino también a todos sus jugadores del primer equipo. Y como era de esperarse los voces a favor y en contra surgieron y siguen llenando los espacios de los diferentes medios de comunicación.Una voz y es la que más importa es el público que asiste al estadio cada quince días a apoyar al equipo, su equipo. Esos hinchas que en su momento Sebastián Abreu  los señaló de reventadores tiene todo el derecho de exigirle a su equipo, lo mejor de ellos en cada encuentro, salir a ganar. Esa afición que soportó la displicencia de los jugadores, la frustración de Palencia y el mal funcionamiento de su equipo a lo largo de seis meses, y lo más importante la goleada de un equipo de segundo nivel en la copa libertadores.Con un poco de suerte y buen futbol los jóvenes del Cruz Azul le ganaron a los gatitos de la UNAM dos goles por cero y así demostrar que los once que se fueron solamente se prestaban para adornar la cancha. Con esa acción demostraron a todo el gremio futbolístico, afición y prensa, que el despido de sus compañeros fue "justificado" y  que la "razón" la tiene la directiva.Es muy difícil tomar partido, de un lado un despido "injustificado" según los jugadores y del otro tratar de salvar el orgullo azul que se perdió hace mucho tiempo. Desde mi punto de vista le doy toda la razón a la directiva de haber tomado la decisión más importante de su historia, no es justo que un grupo de jugadores eche a perder tantos años de esfuerzos para lograr colocarse en los primeros planos de futbol nacional sino también internacional. Del otro lado los jugadores que no desquitan los miles de dólares que ganan cada mes; ejemplo Juan Francisco Palencia ganaba 90 mil dólares al mes, Óscar Pérez 70 mil y así consecutivamente, hasta llegar a un sueldo de 6 mil pesos mensuales a un jugador recién convocado para jugar en primera división. Sin olvidar que a Palencia sele cumplían todos sus caprichos como viajes relámpagos a Miami y España.Si la situación se hubiera presentado en un club como por ejemplo el León, Colibríes, por mencionar algunos ejemplos claro que hubiera sido injustificado. Pero al hablar de una directiva que siempre cumple en todos los aspectos y es una de las que mejor paga no hay pretextos para que su equipo funcione así y tiene todo el derecho de salvaguardar sus intereses.Es una lástima que gente como Carlos Albert utilice un espacio en la televisión para agredir verbalmente a un equipo que lo único que hace es trabajar para salir adelante. Y no son esquiroles. Gente como Carlos realmente daña la imagen de una televisora como Canal 40  y lo más grave del periodismo deportivo con sus críticas viscerales y sin fundamentos.

SIGUE EL DESFILE Lo que si tengo que reconocer es que el futbol en México tiene el récord de despidos masivos de entrenadores. Fecha 5 Francisco Chávez, Tecos; Fecha 8 Víctor Vucetich, Puebla; Fecha 9 Jorge Garcés, Jaguares; Alfredo Tena, Pachuca; Mario Carrillo, Cruz Azul; Demetrio Madero, Querétaro; Fecha 10 Sergio Rubio, Colibríes; Óscar Ruggeri, Tecos. Quién sigue.Y para terminar, así como se reprochó la agresión de Cuauhtémoc Blanco de igual forma se tiene que hacer lo mismo con Raúl Arias quien participó en un altercado con aficionados del Pachuca el pasado fin de semana. Televisa se tiene que poner a trabajar en ese aspecto ya que sus equipos están dando de que hablar extra futbol, piden que se combata la violencia y ellos son los que primero que la generan. El buen juez por su casa empieza.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas