Una casa, un automóvil y lo que el señor quiera

Don Leo Beenhakker acaso ya se le olvido la forma en que lo corrieron del club América. Y la dignidad en que lugar queda, y la demanda que le interpuso al club después de que lo cesaron, lo...

Don Leo Beenhakker acaso ya se le olvido la forma en que lo corrieron del club América. Y la dignidad en que lugar queda, y la demanda que le interpuso al club después de que lo cesaron, lo resentido y triste que se sintió; ya se le olvido que   ellos con la mano en la cintura le arrojaron sus cosas a la calle para que pasara a recogerlas.Efectivamente el señor Barroso ya no se encuentra en el América pero la esencia sigue siendo la misma, gente que no conoce de futbol pero con una gran chequera para poder comprar una ilusión y así seguir alimentando a una afición que sufre por los errores de los directivos y entrenadores sin olvidarnos de los jugadores.Pero que pueden esperar los americanistas de tan “ansiado” regreso del entrenador que los llevó a la cima del futbol mexicano hace 8 años y, que de la noche a la mañana perdió todo lo que había conseguido, líder goleador, liderato general y perder en semifinales ante Cruz Azul. Se dice que el América de Leo podía haber dominado el futbol mexicano por lo menos 2 temporadas. Hoy el América no domina ni su propio destino, después de haber “ganado” su tan esperado título no pudo lograr mantener su jerarquía de campeón. Pero si logró mantener un torneo mezquino y mediocre, lleno de declaraciones absurdas por parte de su entrenador sin olvidar la actitud de algunos de sus jugadores. Prueba de ello es que la gente dejó de asistir a las tribunas del Estadio Azteca pese a que Manuel Lapuente presuma de haber resucitado el americanismo. Mas allá de vender su dignidad Beenhakker es contratado para volver a poblar las gradas, devolverle la dignidad, también se puede comprar, al equipo y por supuesto ganar un título. No nos olvidemos que hay que estar listos para las declaraciones de sus directivos llenas de egolatría y soberbia. Si no mal recuerdo lo mismo pensaron de Alfredo Tena, y por desgracia y después de llevar al América a las semifinales de la Copa Libertadores de América corrió la misma suerte que Leo Beenhakker salir por la puerta trasera sin reconocerle su trabajo.La moneda está en el aire, perdón los millones de dólares, es cuestión de tiempo para que el nuevo director técnico americanista llegue y realice su trabajo; la pregunta es: ¿Logrará triunfar de nuevo con el América?¿Respetaran su trabajo como director técnico?¿Le respetaran su contrato?Y por último, Ego Sánchez ya tiene un nuevo rival para poder empezar una nueva guerra de declaraciones.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas