Los estatutos 'flexibles' de Concacaf

¿Qué tanto es tantito? En medio de los escándalos de corrupción mundial, a la Concacaf pareció importarle poco.

¿Qué tanto es tantito? En medio de los escándalos de corrupción mundial, a la Concacaf pare importarle poco el hecho de no nombrar a un presidente de aquí a mayo puede interpretarse como una violación a sus propios estatutos.

A pesar de que el mexicano Justino Compeán se perfilaba para asumir el puesto, razones no le habrán faltado para evadirlo ahora, de manera paradójica porque seguramente años atrás le habría encantado llegar.

Sin embargo, al ver que los últimos tres presidentes han sido acusados por la Justicia estadounidense, ni modo de pensar que ese puesto no seguiría en la mira.

Jack Warner, Jeffrey Webb y Alfredo Hawit están señalados por fraudes y corrupción y han sido detenidos, aun cuando este último se convirtió en presidente “en funciones” de la Confederación apenas en mayo pasado, cuando los arrestados fueron los dos primeros.

Apenas esta semana la Concacaf anunció que no habrá presidente hasta las elecciones del Congreso en mayo en el D.F., por lo que quien llevara las riendas será un Comité Ejecutivo, al que pertenece Compeán, pero con el poder compartido con otros como el estadounidense Sunil Gulati.

“En caso de que quede vacante el puesto de presidente, el vicepresidente con más años de servicio asumirá el cargo hasta la celebración del siguiente Congreso ordinario”. Eso dicen los estatutos.

Pero lógicamente, el jamaicano Horace Burrell, el otro vicepresidente, de inmediato dijo que el puesto más alto le correspondía a Compeán, quien tampoco debió haber hecho mucho para hacer un quite demasiado riesgoso.

'CHACO' SERÁ SUPLENTE

Aunque Guillermo Álvarez extendió el vínculo de Christian Giménez con Cruz Azul, el entrenador Tomás Boy no lo tiene contemplado para estar en la cancha como titular.

De hecho, Tomás le confesó a sus más cercanos que el actual referente celeste no iba a jugar y se lo iba a dejar claro para que el argentino naturalizado mexicano pensara dos veces antes de estampar su firma en el contrato.

“Chaco” Giménez no se anduvo por las ramas y en una tensa charla fue directamente a preguntarle a Boy si iba a jugar y este le advirtió que sería banca la mayor parte del torneo. Así que el argentino aceptó y tendrá que resignarse a ver los duelos desde el banquillo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas