Oro y espejitos

La clásica frase nuevamente vuelve a salir a la luz en el caso de Antonio De Nigris, jugador propiedad del Monterrey y que en esta temporada se encuentra en el América; los directivos haciendo...

La clásica frase nuevamente vuelve a salir a la luz en el caso de Antonio De Nigris, jugador propiedad del Monterrey y que en esta temporada se encuentra en el América; los directivos haciendo gala de su avaricia e ignorancia negaron su viaje a España para enrolarse con el Villareal que si bien no es un equipo grande, el hecho de jugar en una de las mejores ligas del mundo es suficiente para el fogueo y experiencia de un jugador, además de todo, conocido ya por su anterior director técnico, el Sr. Benito Floro que llevó a los regios a una temporada decente.

No pongamos en tela de juicio si está vestido de amarillo (igual lo iba a estar allá), el caso es que el futbolista mexicano nuevamente ve truncada su carrera o el comienzo de una nueva etapa en el futbol extranjero; según los medios, el “submarino” ofrecía espejitos por oro, pongamos las cosas donde deben ser.

Ni De Nigris es un jugadorazo (con el debido respeto) ni el Villareal es el Real Madrid, hay que entender que el regio no está pasando por un buen momento, tampoco quiero dar a entender que ha sido un valuarte, es buen futbolista, pero tampoco vale lo que el Monterrey pedía; casos como éste hay muchos, sobre todo en nuestro futbolito nacional.

¿Por qué negar la partida a alguien que puede tomar experiencia en una liga, que en definitiva, es más competitiva que la local? Hasta donde se tiene entendido el famoso “Tano” salió echando chispas de la negociación, esto hace comprender que él tenía la ilusión y la mejor disposición de partir; ¿por qué detenerlo? ¿se convertirá en uno de tantos jugadores que quería pero no lo dejaban?, ahora vemos a distancia el caso Torrado, que si bien no es un idolazo, se mantiene en buen nivel, por algo el Sevilla lo pone a jugar, claro, los andaluces no andan bien en la liga pero para Gerardo es mejor mantenerse en España que en México ¿y todo gracias a que? A aferrarse y a exigir sus derechos, así de simple.

Los “directivos” son mercenarios que sólo tienen a los futbolistas en calidad de mercancía que mueven a su capricho y ay de aquel quien se revele, seguramente se verá confinado a terminar su carrera en un equipo de la segunda división.

El jugador mexicano no debe dejarse manipular por este tipo de bandidos que sólo los detienen en su carrera, independientemente si son buenos o no, el otro extremo es de los jugadores divas, que son felices en líos de faldas, rompiendo playeras mostrando su “coraje” o medio jugando y cobrando completo sus estratosféricos sueldos y si le añadimos los “comentarios” de los “cronistas” deportivos vanagloriándolos en pedestales celestiales, y sí, son grandes, son gigantes en tierras de enanos, pero de eso hablaremos después.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas