El caso de la Federación fantasma

En un país en el que el futbol se puede considerar como deporte nacional, existe una supuesta federación que rige los reglamentos y estatutos y vigila que en teoría las cosas se hagan de manera...

En un país en el que el futbol se puede considerar como deporte nacional, existe una supuesta federación que rige los reglamentos y estatutos y vigila que en teoría las cosas se hagan de manera honesta y transparente, que debe ser mediador entre directivos y jugadores, que debe solucionar los problemas que se presenten en el torneo así como en los diferentes organismos ligados a esta federación.

Esta organización a través del tiempo sólo ha sido un objeto de ornato junto con la comisión de arbitraje que hasta la fecha no muestra mejoría en sus elementos; el reflejo de todo esto está en los continuos fracasos a nivel selección en los años 70, 80 y principios de los 90, no se asistió a mundiales, en algunos se hizo el ridículo y no se diga el estancamiento de la liga local.

A mitad de los años 90 se vivió una especie de intento por mejorar las cosas, el equipo verde logró mostrar un mejor futbol al acostumbrado alimentando una ilusión en los aficionados, que si bien no se logró al menos se mostraba una cara diferente y en cuanto a la liga los equipos de provincia tenían mayor presencia en el torneo y ya no se centraba en los capitalinos. Las pugnas internas y los ya conocidos intereses monetarios se apoderaron otra vez de la Femexfut haciendo un desbarajuste total, la compra y venta de franquicias, la autorización de anuncios en las playeras sin ninguna reglamentación de por medio, la contratación de 4 a 5 extranjeros y el escándalo más reciente de los casos de naturalización, la tormentosa relación de Tomás Boy con el Puebla en la cual se declararon incompetentes (que raro) y ahora viene el caso de los jugadores del Colibríes que supuestamente los defenderán, ya veremos.

Se supone que las federaciones cuentan con la facultad y el poder suficiente para desafiliar, castigar tanto a equipos, directivos y jugadores por malas conductas o por no cumplir con el reglamento de juego en todos los ámbitos que eso implique; en otros países vemos como equipo aun con tradición como la Fiorentina fueron desaparecidos del mapa por su situación económica, Ferrocarril Oeste en Argentina (que ya de por sí están vapuleados) y hasta el mismo Mónaco de la liga francesa ha sido amenazado con descender si no paga sus deudas, si esto sucediera en el futbol mexicano la liga se jugaría con 5 o 7 equipos.

De esta forma se ve que federaciones toman su papel como tal y no se preocupan en cuanto les dejará de dinero la marca deportiva de la palomita o en tener a intocables en los respectivos torneos, los ingleses son ejemplo de un estricto apego a los reglamentos de juego y algunos jugadores en los cuales el espíritu deportivo sobrepasa al rival, el futbol mexicano es su afán de internacionalización debe aprender de la UEFA, un organismo que con toda la seriedad del mundo se enorgullece de tener el mejor torneo de clubes del mundo, la Libertadores es un buen escaparate para los equipos americanos y para sus futbolistas, pero si los mexicanos no hacen nada en ponerse serios en cuanto a cuestión directiva se seguirá siendo invitado de honor y se sufrirán las consecuencias de serlo, ¿una de ellas?, que el Cruz Azul de haber ganado el torneo continental no hubiera jugado en Tokyo.

¿Será conveniente un cambio de confederación para que así la federación tome más experiencia? Los resultados serían mejores, el equipo de Israel forma parte de la UEFA en busca de un progreso futbolístico, le costarán años, pero solo el tiempo dirá si valdrá la pena, ¿los mexicanos algún día abandonaremos la miserable Confut o Concacaf para hacer lo mismo? ¿Estarán los directivos dispuestos a semejante cambio que realmente se verá retribuido en un progreso del futbol nacional tanto en clubes como a nivel de selección? Será cuestión de decidirse.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas