Mujeres divinas

El sábado pasado la selección femenil de futbol puso todo de su parte para demostrar que existen en el plano futbolístico, al no poder entrar ante semejante aglomeración de gente en el estadio...

El sábado pasado la selección femenil de futbol puso todo de su parte para demostrar que existen en el plano futbolístico, al no poder entrar ante semejante aglomeración de gente en el estadio decidí ir al televisor más cercano de la zona y me dispuse a seguir el segundo tiempo, el resultado, 2-2.

Aguerridas, con carencias técnicas pero con mucho corazón y orgullo, las jóvenes mexicanas fueron capaces de provocar una asistencia cercana a los 85 mil espectadores que a pesar de que la entrada fue gratuita, el público mexicano sintió como un deber el apoyar a este equipo que ha luchado contra la burocracia e ineptitud directiva; siempre relegadas y olvidadas, las muchachas pusieron lo que el llamado equipo de todos no es capaz de lograr ni en un partido amistoso.

Alejadas de los reflectores, de pleitos por primas económicas y mejor aun, de líos extra cancha, las verdaderas 11 divas del futbol azteca nos provocaron (al menos a este servidor) un sentimiento conmovedor, las lágrimas de Iris Mora al momento de escuchar el himno nacional y los respectivos goles de las verdes, no dudo que hayan hecho humedecer algunos ojos de toda la afición ahí presente, incluyendo los míos que miraban al aparato receptor.

El partido de vuelta será complicado pero las chicas tienen la confianza de ganar y de no hacerlo, creo que todos podemos quedarnos tranquilos ante su coraje, ganas y verdadero amor por la camiseta; algunos me comentaran que la mayoría de estas niñas son gringas con descendencia mexicana, pero no creo que eso sea un punto de crítica por la labor que han hecho hasta ahora, ¿qué falta experiencia? Si, es cierto, pero la llamada actitud ahí está demostraday todavía pueden dar más.

Mis más sinceras felicitaciones al equipo de Leonardo Cuellar, y que esto sirva como ejemplo para las "señoritas" de la selección "mayor" y de paso para los directivos inútiles, a ver si son capaces de crear una liga femenil aprovechando  la existencia de 20 equipos en una primera división supuestamente profesional.

Y ya aprovechando, ya no sabemos si La Volpe tiene la culpa o los jugadores o los directivos, pero es realmente patético que no haya más jugadores en las posiciones solicitadas por el técnico y que provocan un ridículo como el del domino, sabemos que hace falta tiempo, pero los equipos y toda la gente involucrada en este deporte negocio debe ser partícipe para la verdadera profesionalización del supuesto deporte nacional, las mujeres ya pusieron el ejemplo, ¿cuándo lo harán los que se consideran "los grandes"?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas