Entre paciencia y ética

Ricardo Lavolpe está que echa chispas debido a la presión y dice estar harto de la falta de apoyo por parte de los equipos y demás congéneres que forman parte del futbol nacional; todos sabemos...

Ricardo Lavolpe está que echa chispas debido a la presión y dice estar harto de la falta de apoyo por parte de los equipos y demás congéneres que forman parte del futbol nacional; todos sabemos que el puesto de técnico en el Tri es sinónimo de críticas y exigencias, eso lo sabía el buen bigotón pero a lo largo de casi un año que lleva los destinos del equipo nacional a éstos nada más no se les encuentra ni pies ni cabeza, además de la llamada actitud o como usted quiera llamarle a ese compromiso u orgullo de formar parte de una selección nacional, que si nos vamos al estrcito sentido de la palabra es precisamente una “selección” de lo mejor que en teoría debe haber en el futbol de determinado país y representar el nivel de dicho deporte a los niveles que les sean asignados.

Ricardo explica una y otra vez que es un proceso largo, no lo negamos en ningún sentido (al menos este servidor así lo entiende), que sí, es cierto, la base deben ser los jóvenes y que el trabajo en fuerzas básicas es elemental para crear y formar nuevas figuras que igualen o superen a las existentes; pero a estas alturas del partido es patético y triste ver que no se pueda formar un equipo base y que el año se haya ido en experimentos y que la eliminatoria está prácticamente a la vuelta de la esquina; el caso pues es que no hay futbolistas jóvenes y capaces para llegar a un nivel óptimo para representar al futbol nacional, supongamos que se convoca a los llamados “de siempre”, ¿qué pasará cuando esa columna vertebral llena de experiencia se llegue a quebrar? ¿hay en realidad algún jugador que de mínimo iguale el nivel de esos “de siempre”? lo dudo mucho, el tiempo y el trabajo que se aplique a los jóvenes serán el juez que dicte sentencia en el juicio que dura 90 minutos, ya sea amistoso o de carácter oficial.

Soy de la idea que deben dejar trabajar al argentino, darle el tiempo necesario, nadie tiene la varita mágica para arreglar las cosas como Harry Potter, y si no pregúntenle a Sven Goran Erickson como le ha ido con el equipo de la rosa, el fracaso del mundial 2002 y la agónica calificación a la Euro del 2004 son cuestionables para un cuadro que si bien no ha ganado nada desde 1966 (salvo el cuarto lugar de 1990) no se le puede negar su jerarquía en el medio futbolístico mundial, a pesar de semejantes papelones ahí se mantiene. Esperemos se pueda dar por fin un trabajo continuo en el equipo nacional y olvidarse de dimes y diretes de auténtica azotea.

En el aspecto de la ética (término desconocido en el futbol nacional) el famoso desplegado del señor Vergara acerca del lindo gatito en una opinión muy personal se me hizo de muy mal gusto y por supuesto de una falta de respeto y ética, quiero aclarar que para todo esto hay una causa y efecto; ¿causa? La boca floja de Hugo Sánchez, ¿efecto? El desplegado del gatito; el buen juez por su casa empieza y si los directivos del equipo universitario no le ponen un hasta aquí a Huguito las consecuencias seguirán dándose de esta forma, en un juego de burlas de niño de primaria en el cual se resalta el “lero, lero” y yo te gané y a las alturas de señores con esa edad y con un supuesto nivel resultan tristes, estamos concientes de que hay rivalidad, de que las burlas existen, pero hasta donde recuerdo en el futbol mexicano no se había presentado un caso como estos y esperemos no se repita porque francamente son patéticas semejantes muestras, el día que las chivas pierdan quiero ver los desplegados del señor a ver si van con la misma gracia, esto es un juego y hay que verlo de esa forma, es un deporte y como tal debe haber respeto, es una batalla deportiva que simplemente alimenta nuestro ser el fin de semana, si nuestro estado de ánimo dependiera de los resultados de nuestro equipo favorito seríamos seres que de verdad den lástima al prójimo más cercano.

Ësto es futbol, no la guerra.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas