De todo un mucho

Así es, estimado lector, en este futbol mexicano, del que tanto hacemos crítica y comentarios cada semana, nunca nos cansaremos no de tratar de ponerlo como un fenómeno de circo, sino de...

Así es, estimado lector, en este futbol mexicano, del que tanto hacemos crítica y comentarios cada semana, nunca nos cansaremos no de tratar de ponerlo como un fenómeno de circo, sino de encontrarle cada día que pasa más y más detalles y gracias que lo hacen único; no podemos decir que distinto porque existe la posibilidad de que en otro lugar también se cuezan habas.

Vamos a tratar de diseccionar algunas cosas dentro de este complejo cuerpo del cual se compone la escena nacional futbolera; comenzando por los arbitrajes sumamente infames y que ya dan al traste con aquello de que dicha actividad está altamente propensa a caer en errores humanos o de apreciación, si nos hemos escandalizado desde hace mucho tiempo ahora las cosas son aun más grandes: porteros fusilados no por el balón sino por tarjetas rojas, expulsiones a diestra y siniestra, criterios dispares en cuanto al comportamiento de ciertos jugadores, aplicación del reglamento según su memoria, estado de ánimo o circunstancia, marcación de penales rigoristas (y en el peor de los casos inexistentes); por parte de los auxiliares, fueras de lugar que han tenido injerencia en los marcadores, despotismo, protagonismo, etc. Para este caso la comisión de arbitraje sigue el mismo paso que sus agremiados: "Yo no vi nada".

La medición con varas de distinto tamaño en cuanto a declaraciones y habladurías tanto por parte de directores técnicos  como de jugadores y dueños de equipos. Para citar un ejemplo de cómo el respeto al rival es parte primordial en este deporte podemos mencionar aquélla falla de un penalti por parte de un jugador en la liga Premier de Inglaterra, acto seguido al yerro los rivales lo rodearon y se regodearon con burlas ¿decisión del equipo no de la FA? Multar y castigar a dichos futbolistas por semejante acto; en México, el futbolista puede burlarse de su rival en un festejo o error sin ser sancionado ni por su directiva ni por la misma federación; en México, al dueño de un equipo se le permite colocar desplegados haciendo alusión a la derrota del rival rompiendo con ello cualquier tipo de respeto y ética deportiva ¿sanción? Ninguna. Llamadas de atención a personajes que blasfeman contra un entrenador extranjero, hechas sin fundamento alguno pero que tampoco tienen razón en ser castigadas puesto que los antecedentes de declaraciones de ese tipo se han dado en ocasiones anteriores y no ha pasado absolutamente nada y por ende dan pie a que todo mundo hable sin ton ni son más alla de aprovechar o escudares en una libertad de expresión que si va a hacer utilizada oara decir una sarta de tonterías, creo que si es preferible sancionarlas, ¿acaso algún entrenador inglés vociferó cuando Sven Goran Eriksson se hizo cargo de la selección inglesa? Se pueden contar los fracasos y apuros que ha pasado el equipo de la rosa desde que el sueco está en el banquillo y sin embargo ¿lo han despedido? Y estamos hablando de un equipo que  pesar de que no ha ganado nada desde 1966 está siempre obligado a estar en el primer plano futbolístico mundial y que dicho sea de paso que a pesar de sus malas actuaciones podría estar fácilmente en el cuarto lugar o cualquiera que sea pero siempre por encima de nuestro "gigante" verde.

¿Alguna curiosidad más? Pues el ya conocido (y bendito para algunos equipos mediocres) sistema de competencia en el que se juegan dos torneos para ser francos, uno con 19 jornadas y otro de 4 o 3 según sea el caso en el cual no sirve de nada ser líder de torneo ni sumar puntos de uno y otro para ser campeón (¡como en España o Italia macho! Ahí ya seríamos campeones.) , no, aquí las cosas son distintas. ¿Otra más? El campeón del respectivo torneo no tiene derecho a jugar por una de las copas (sino es que la) más importante del continente, no, aquí se hace un selectivo con dedo de por medio para que vayan equipos que no han ganado nada en años o para hacerlo más fácil, uno que deje más dinero.

Y sin embargo, este futbol nuestro de características únicas y curiosas nos mantiene al filo de la butaca cada semana y al tanto ya sea para vanagloriarnos con nuestro equipo favorito en la victoria, llorarle en la derrota, reclamarle en la misma o esperanzarse como cada torneo en lograr un campeonato por más que media tabla lo impida, aquí estaremos siempre pendientes de ello.

Por último, un reconocimiento a Santos Laguna por mostrarse siempre como un puñado de profesionales en medio de una crisis tan severa, su afición no tiene nada que reprocharle sino todo lo contrario, agradecerle que aun en este medio existen gentes con orgullo, profesionalismo y honestidad en un medio tan enlodado y lleno de corrupción.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas