Obligados a todo

Una vez establecidas las semifinales del futbol mexicano pensamos que los cuatro equipos involucrados están obligados a ganar el campeonato, instalados en estas instancias hay que hacer un pequeño...

Una vez establecidas las semifinales del futbol mexicano pensamos que los cuatro equipos involucrados están obligados a ganar el campeonato, instalados en estas instancias hay que hacer un pequeño repaso por cada uno de ellos para explicar a groso modo del porqué de esta obligación de cumplir.

PUMAS.- El cuadro universitario tiene trece años sin ganar el torneo, es demasiado para una institución como la U.N.A.M. y sobre todo para un equipo de tradición y orgullo; tres semifinales perdidas deben ser sinónimo de que se ha aprendido la lección además de que el Sr. Sánchez ya empieza a madurar como director técnico a pesar de sus habladurías; hay una idea y planteamiento, existe conjunción, funcionamiento y todo parece indicar que el campeonato puede ser suyo, siempre y cuando mantengan el ritmo que los ha puesto precisamente como los más serios candidatos.

CRUZ AZUL.- En parte, la asistencia de los cementeros a una liguilla es costumbre como equipo grande y con historia, que lo haga pasando con la uñas y teniendo detrás una temporada mala es otra cosa; Figueroa ha despertado, Marcelo se mantiene y el “Chelito” no estará en el primer duelo al igual que Restrepo, los sustitutos Hernández y Corona tratarán de cubrir las ausencias, Pérez ha retomado su nivel; no serán presa fácil, llevan siete años sin ganar el torneo y su misma historia se los exige a pesar de la ya citada mala temporada por la cual han pasado no en este torneo, sino desde hace tiempo.

GUADALAJARA.- Mismos años sin campeonato que la Máquina, de aquel torneo a este han cambiado muchas cosas y la más notoria es la presidencia que los rige, inyectándoles más orgullo por el equipo, limpiando la playera, comprando en teoría a lo mejor (¡?) del futbol nacional y entrando en polémica con sus absurdos desplegados; las Chivas ,sin duda, son uno de los equipos que también siempre por su categoría están obligados a llegar hasta las finales y como tal ganarlo todo, la inversión hecha debe ser justificada ahora y no a un plazo más largo.

TOLUCA.- Su historia ganadora se ha visto más enriquecida en los últimos años y mejor aún, su forma de jugar, su planteamiento ofensivo y vertical, jugadores capaces de jugar con los ojos vendados, cualquiera puede meter gol; los Diablos Rojos son invitados permanentes de la liguilla y aun jugando a medias son un cuadro siempre peligroso y espectacular, solo las lesiones o ausencias importantes podrían mermar su funcionamiento, pero ahora en semifinales no se pueden descartar en ningún momento, amén de la rivalidad con las Chivas, son viejos conocidos en estas alturas del campeonato.

Así que tenemos como consecuencia, cuatro equipos con historia, con arrastre; instituciones ejemplares en cada uno de sus frentes, buenos planteles, orgullo en cada uno de ellos; estas aparentemente son una de las series semifinales más parejas de los últimos tiempos, que gane el mejor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas