El fenómeno social, literatura y política

“No hay un lugar de mayor felicidad humana que un estadio lleno de fútbol”

“No hay un lugar de mayor felicidad humana que un estadio lleno de fútbol” Albert Camus Muy por encima de cualquier deporte, el fútbol se levanta como un fenómenos social que no se equipara con ningún otro, los intereses que mueve son tan diversos que llegan ya a salpicar a todos los ámbitos de la vida cotidiana, van desde los obvios (cada vez menos) intereses deportivos, hasta los globalizadores (cada vez más) intereses económicos, pasando por los aspectos comerciales, étnicos, religiosos, etc. El fútbol es por diversas cuestiones un fenómeno social increíblemente estudiado, ha sido avalado como símbolo de unión entre los países no obstante que ha desatado guerras entre naciones vecinas (El Salvador y Honduras en las eliminatorias de 1970), lamentablemente la violencia dentro de las canchas y fuera de ellas se manifiesta con bastante regularidad, pero queda claro que al menos cada 4 años durante el desarrollo de la Copa del Mundo, parece que el mundo toma una tregua y se dedica a ver fútbol. La política Los políticos se declaran abiertamente “panboleros”, el actual y por segunda vez primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi es dueño del poderoso club Milán y su lema de campaña fue el mismo grito que los tifosis italianos gritan desde siempre para alentar a la squadra azzura ¡Forza Italia!, el depuesto presidente de Ecuador Abdala Bucaram (declarado mentalmente enfermo por los tribunales de aquel país) fue acusado de perpetrar un fallido atentado contra el técnico de la selección ecuatoriana Hernán “Bolillo” Darío Gómez por no convocar a su hijo a la selección juvenil. Pudimos ver en varias etapas de su ciclo presidencial a Carlos Menem vistiendo la albiblanca y jugando con la selección argentina diversos partidos a beneficio, el Real Madrid es señalado como equipo del dictador Francisco Franco y en la actualidad es abiertamente apoyado por el Jefe de Gobierno español, José María Aznar, el prepotente dueño del Atlético de Madrid Jesús Gil y Gil fue elegido alcalde de la ciudad de Marbella, el presidente Fox se declara abiertamente partidario de los panzas verdes del León (ahora de segunda –Primera A- ,como su gobierno) y recuerda junto con Marthita sus días de futbolista en la Liga Española al lado de Manolo Lapuente y Roberto Amuchastegui . En Francia durante las ultimas elecciones de segunda vuelta que dieron el triunfo a Jaques Chirac y luego del susto en la primera vuelta que puso en la pelea al candidato racista de extrema derecha, Jean Marie Le Pen; las manifestaciones publicas de votar en contra de este, por parte de los seleccionados franceses, tuvieron una importante influencia entre los ciudadanos franceses después de ganar la Copa del Mundo de 1998 y la Eurocopa de 2000 con un equipo conformado por un 70% de inmigrantes e hijos de inmigrantes (Zidane, armenio; Djorkaeff, argelino; Lizarazu y Candela, vascos; Karembeu, novo caledonio, etc) Los derbys españoles (Madrid-Barca) son vistos por algunos madridistas y catalanes como una cuestión étnica/política más que como una competición deportiva (el centro contra las provincias) y la política deportiva del Athlétic de Bilbao de fichar solamente a jugadores vascos es loable a la vez que reprobable por acusar un grado de nacionalismo, recientemente los intereses del grupo guerrillero ETA alcanzaron la seguridad del vasco Vicente Lizarazu, todo esto debido a las políticas contra el idioma y la cultura de los Vascos y Catalanes por parte del dictador Franco y que lamentablemente continúan con el Gobierno de Aznar. Es preocupante también el sentido religioso que un encuentro Celtics vs Rangers levanta en la sociedad Escocesa (Católicos vs Protestantes), es verdad que como decía Marx: “la religión es el opio del pueblo”, pero parece que en Escocia el fútbol es la morfina. Se habla también de que la Copa Mundial de Argentina 78 fue comprada por la dictadura militar del Gral. Videla con aquel 6-0 a Perú, un gobierno que tenía sumido en la pobreza y la injusticia social a millones de argentinos. En ese mismo Mundial su D.T., Cesar Luis Menotti, reconocido militante de la oposición al régimen militar, fue llevado ante los dirigentes del disidente Comité Central del Partido Comunista para recibir el visto bueno de seguir dirigiendo a la escuadra argentina antes que renunciar por sus ideales políticos y de este modo dar al menos una alegría al oprimido pueblo argentino. También sabemos que las dos primeras copas ganada por Italia (1934 - 1938) fueron producto del gobierno fascista encabezado por Il Duce Benito Mussolini, quien días antes de la final del 38 les envío a sus jugadores un cariñoso y sencillo mensaje de solo 3 palabras: “Vencer o morir”. La literatura Los escritores de nuestros tiempo, no han pasado por alto dicho fenómeno, Albert Camus (El extranjero) se declaraba un fanático del fútbol y decía que todo lo que sabía de moral se lo debía al fútbol, Mario Benedetti (La Tregua, Primavera con una esquina rota, etc) escribió dos de sus mejores cuentos basándose en este deporte: “El césped” y “Puntero izquierdo”; el autor de “Las Venas Abiertas de América Latina”, Eduardo Galeano con su libro “Fútbol a sol y sombra” nos han dejado claro los conceptos sociales de nuestro amado espectáculo y Javier Marias (Mañana en la batalla piensa en mi, Negra espalda sobre el tiempo, etc.) nos muestra la pasión madridista en su obra “Salvajes y Sentimentales”. Augusto Roa Bastos, Osvaldo Soriano, Alberto Bryce Echenique y muchos otros autores nos han deleitado con obras literarias referentes a la pasión futbolera e inclusive J.R.R. Tolkien en su libro “El Hobbit, historia de una ida y una vuelta” nos da muestras de la existencia del fútbol en la Tierra Media. Escuchar los planteamientos filosóficos/futbolisticos/literarios de Cesar Luis Menotti, Jorge Valdano, Johan Cruyff y otros más, es realmente seductor. No en vano a Jorge Valdano un periodista lo acuso de “Vendedor de ilusiones”, lo que para Valdano resulto un halago, los libros de Valdano (Los cuadernos de Valdano y Diálogos del Balón) son una buena muestra de cómo llevar el fútbol a otros planos. Durante los meses en que transcurrió la Copa Mundial 2002, dos de las principales revistas dedicadas al arte y su difusión, Letras Libres y Tierra Adentro; dedicaron sus números al fútbol desde la visión del artista, dando igual relevancia al Cuento, el Ensayo, la Entrevista, la Poesía y las Artes Visuales. Extrañamente una actividad tan común y corriente (validamente empleado el termino) como el fútbol fue tomada en cuanta por una elite que en México se manifiesta bastante exclusiva, una prueba más de los alcances del fútbol que nos deja claro que nadie esta salvo de este lindo mal En fin, a algunos nos queda claro que la dimensión que ha tomado el fútbol es incomparable con cualquier otros acontecimiento social en el mundo, no en vano la FIFA tiene más afiliados que la ONU y es valido decir que el mundo seria muy distinto (por aburrido) sin el fútbol; que a fin de cuentas el fútbol es lo más importante de los menos importante e incluso para algunos es la vida misma, la forma en que te paras en la cancha, es la forma en que te paras en tu vida. ¿Qué leer? Libros: Galeano, Eduardo, “El fútbol a sol y sombra”, México, Siglo XXI Editores, 1995. Valdano, Jorge, “Los Cuadernos de Valdano”, España, Editorial Marca, 1993. Valdano, Jorge, “Apuntes del Balón”,España, Editorial Marca, 2001. Marias, Javier, “Salvajes y Sentimentales”, Letras de Fútbol”, España, Editorial Aguilar, 2000. Compilación de Cuentos (Mario Benedetti, Alfredo Bryce Echenique, Roberto Fontanarrosa, Eduardo Galeano, Javier Marias, Juan Villoro, entre otros): Valdano, Jorge selección y prólogo,“Cuentos de Fútbol”, México, Extra Alfaguara, 1995. Valdano Jorge, selección y prólogo, “Cuentos de Fútbol 2”, México, Extra Alfaguara, 2000. Revistas: Letras Libres, “Pensar el Fútbol”, México, Mayo de 2002, Número 41. Tierra Adentro, “El fútbol como espacio imaginativo”, México, Abril - Mayo de 2002, Número 115

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas