Soñar no cuesta nada

Aludamos un poco a nuestra imaginación y pensemos por un momento que nuestro trabajo es armar un equipo con los mejores jugadores del mundo; olvidemos por un instante la inflación tan aguda que...

Aludamos un poco a nuestra imaginación y pensemos por un momento que nuestro trabajo es armar un equipo con los mejores jugadores del mundo; olvidemos por un instante la inflación tan aguda que prevalece en el fútbol actualmente y concentrémonos únicamente en escoger al once que sería titular a los ojos del entrenador más exigente. Lo primero que se busca en un equipo es tener seguridad a la defensiva para crear confianza en la ofensiva; bajo esta premisa buscaríamos a un arquero cuya simple presencia diera fuerza a la última línea. Tendría que tener grandes reflejos, un juego aéreo respetable, agilidad felina, ubicación milimétrica y ser líder por naturaleza. No puedo pensar en otro nombre que no sea el de Oliver Kahn; arquero de Bayern Münich y de la selección de Alemania quien recientemente fue nombrado por la F.I.F.A. el mejor portero del año. Ya quedo atrás el prototipo de central robusto que pecaba en ocasiones de lentitud y que para salir de apuros pateaba indistintamente al jugador o a la pelota. El defensa central moderno conserva la fuerza y la ubicación pero debe agregar a ello la velocidad y técnica; dos excelentes ejemplos de ello son: Walter Samuel y Alessandro Nesta. Ambos juegan en los equipos capitalinos del fútbol italiano (Roma y Lazio respectivamente). Desde hace varios años hay poco que argumentar respecto a quienes son los mejores laterales del planeta; para beneplácito de muchas mujeres Paolo Maldini sigue estando vigente y para desgracia de quienes jueguen contra la selección Brasileña o el Real Madrid y tengan que conformar un muro defensivo Roberto Carlos sigue “probando suerte” de cualquier distancia. La media cancha es quizá la parte más polémica en nuestra elección. La gran cantidad de jugadores hace casi imposible el común acuerdo, pero el fútbol no entiende de democracias. Así pues busquemos a nuestro medio de contención, nuestro enlace entre defensiva y ofensiva, el jugador “todo terreno” capaz de recorrer la cancha de norte a sur y también viceversa. Tal vez nuestra solución podría ser Davids, pero mejor pensemos en un futuro mundialista. Me parece que el hombre que puede llenar todas nuestras expectativas es Juan Sebastián Verón o simple y llanamente: “La Bruja”; que tiene como principal virtud la exactitud en los trazos largos y el tiro de media y larga distancia. Muy pocos discutirían la presencia de Zinedine Zidane en un equipo de estrellas y yo no soy uno de ellos así que tenemos a nuestro orquestador en la figura del francés. El problema sería elegir a los dos volantes por las bandas entre tres nombres: Luis Figo que fue el mejor jugador del año, Rivaldo que argumenta grandes dotes técnicos y Beckham que tiene mejor toque de balón que cuerpo su esposa (lo cual representa un difícil reto). Alguien tiene que meter los goles en este equipo, alguien cuyas piernas no tiemblen estando frente al marco rival, alguien a quien el título de héroe no le pese. Propongo que a una de las camisas de los ejes de ataque se le imprima el nombre de Michael Owen; a sus 22 años ya sabe lo que es jugar un mundial y por si fuera poco también consiguió llevar al Liverpool al título de la copa UEFA. Para finalizar con esta escuadra solo tengo tres palabras inherentes a cualquier explicación: Gabriel Omar Batistuta. Se que habrá muchos que no estén de acuerdo con las líneas anteriores, por ello considero adecuado resaltar los nombres, a manera de sugerencia, de quienes podrían aparecer en su propio equipo: Buffon, Thuram, Couto, Ferdinand, Vieira, Totti, quien sobre de los tres volantes propuestos anteriormente, Costa, Raúl, Kanu, Crespo, Trezeguet, Chilavert, Lizarazu, Eto, Henry, Ockocha... y la lista se podría seguir extendiendo. Tal vez nunca podremos ver un equipo como este (al menos que alguien este dispuesto a inviertir cerca de 600 mdd) pero a quien le importa, finalmente ¡soñar no cuesta nada!.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas