Se llama futbol y es así

Parece absurdo, pero hay quienes se empeñan en confundir al futbol con una votación popular. Es cierto que si una Final incluye a los equipos con mayor afición, la expectativa que se generará será...

Parece absurdo, pero hay quienes se empeñan en confundir al futbol con una votación popular. Es cierto que si una Final incluye a los equipos con mayor afición, la expectativa que se generará será mayor, pero eso no quiere decir que deportivamente, la pelota deba seguir las órdenes del dinero.

El futbol podría parecer caprichoso, pero realmente responde a reglas deportivas bastante claras y que se relacionan con cuestiones lógicas como trabajo, disciplina y unión de equipo, factores que se desarrollan a través del tiempo y por ende, tienen que ver con una continuidad de los protagonistas.

Si en el futbol siempre ganara el más querido, en primera, no sería el deporte más popular del mundo, en segunda, no sería un deporte y en tercera, sería tan aburrido que habría desaparecido hace muchos años.

Me gustan las sorpresas, me gusta no saber quién va a ganar y encontrar las joyas futbolísticas tanto en los estadios llenos como en los partidos jugados con sólo cemento en las tribunas. Me gusta que se reconozca a los que trabajan bien y no sólo a los que venden más, y me agrada mucho que haya escuadras que con pocos recursos y una afición pequeña, logren desarrollar un proyecto y tener éxito.

Si en verdad nos gusta el futbol, tenemos que reconocer que las victorias saben mucho mejor después de alguna o algunas derrotas y que siempre es bueno encontrar una de esas historias de película. Nadie puede dejar de conmoverse con uno de esos finales milagrosos o con la desgracia de un osote gigantesco.

Pero por supuesto… ese pregonado y publicitado futbol bonito, casi siempre queda en el cajón de los recuerdos cuando las derrotas se transforman en victorias en el momento menos esperado. ¿Acaso algún aficionado del América está inconforme en este momento con que su equipo base su futbol en la solidez defensiva? ¿Alguno estaría en desacuerdo si las Águilas llegaran a la Final colgados del arco?

El futbol se compone de muchos factores, de mucha pasión, de muchas excepciones. Tenemos que aceptar que las críticas que emitimos a un sistema de juego, casi siempre sucumben cuando nuestro equipo logra victorias o títulos haciendo lo mismo que criticábamos. Debemos aprender a ser tolerantes, a aceptar el resultado que tiene el trabajo de los demás equipos y a recordar lo que hemos disfrutado y sufrido.

Hoy en México hay dos equipos que, lograron los requisitos que se les pidieron para estar en la Final. Es muy fácil decir que en México hay "un sistema injusto" cuando nuestro equipo quedó eliminado, y después, tildar a todos de "ardidos" cuando nuestros colores van bien en la Liguilla.

Ese es el principal problema del futbol mexicano, que cuando se toman decisiones, todos siempre quieren sacar ventaja y aprovechar su momento. Por eso no avanzamos, porque siempre hay escuadras que están aprovechando la situación y votan a favor de que continúe todo igual, pero eso sí, cuando la moneda se voltea, critican y exigen cambios a diestra y siniestra.

Debemos ser un poco más agradecidos con el futbol; tratarlo mejor, disfrutar los juegos, los sistemas y los eventos futbolísticamente históricos, más allá de su nuestro equipo los protagoniza o no. Yo por lo menos, no respondo a unos colores porque éstos siempre ganen los partidos… ¿tú sí?

A los que le van a Santos y Cruz Azul les deseo mucha suerte y que gane el que mejor futbol haga sin importar el sistema que aplique. Al resto, los invito a disfrutar la Final del torneo; ojalá hayan visto los partidos de la Liguilla, ya que varios fueron formidables y emocionantes, pero si no es así, olvídense de los rencores y háganse un tiempo de ver la ida y la vuelta de la Final con la intención de gozar el futbol.

¡Ah! Y sí, lo que hemos publicado es cierto y fundamentado, es Sven el elegido para un proceso tricolor en el que lo único que parece ser diferente al "ya merito" es el idioma; tal vez ahora podríamos decir "so close". En fin, le deseo mucha suerte a Eriksson, porque si le va bien a él, nos va bien a todos.

Lástima que la Federación pusiera a nuestro único técnico Campeón del Mundo como relleno, la verdad no se lo merecía… pero cada vez respeto más a Jesús Ramírez que ha mostrado su profesionalismo, humildad, trabajo y amor por la playera verde, aún con la falta de respeto que le significa ser el actor que ensaya la obra sin estar en el estreno.

Por hoy me despido. Recuerden que pueden enviarme sus comentarios a wgonzalez@mediotiempo.com donde serán recibidos con tremenda alegría. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda.

Muchas gracias a todos por hacernos grandes.

Walter GonzálezDirector Editorial

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas