Y sólo faltan tres...

Es una recta final especial. Si bien el Bicentenario 2010 tendrá un bajoncito en precisión y calidad futbolística por la partida de los seleccionados, se encontará con algunos descubrimientos...

Es una recta final especial. Si bien el Bicentenario 2010 tendrá un bajoncito en precisión y calidad futbolística por la partida de los seleccionados, se encontará con algunos descubrimientos de jóvenes que entran al quite y que le imprimirán una mayor velocidad a las líneas, aunque con un futbol mucho más simple tácticamente y menos preciso. No necesariamente la concentración larga le viene mal a los equipos. Digamos que entre los más afectados es una forzada oportunidad para foguear jugadores. Por ejemplo, en este momento parecería que Chivas se volvió un equipo muy débil luego de las carencias mostradas ante Morelia, equipo que les repitió la misma jugada básica 10 veces y nunca el Rebaño pudo poner un alto. Lo que le pasó a los rojiblancos es algo muy lógico en un once nuevo y que tiene incrustados hombres de poca experiencia. A veces, los jóvenes están tan concentrados por seguir al pie de la letra los conceptos básicos que se olvidan de leer el partido y contrarrestar al rival. Y sobre todo, cuando el jugador inexperto se ve en franca desventaja en el marcador, comúnmente se vuelve loco, intenta convertirse en supermán y sólo acaba desordenando a su equipo... ahí es donde vienen las goleadas. Pero tras ese mal trago van a aprender. José Luis Real hará algunos ajustes aquí y allá, evitará dejar espacios atrás en corners y balones parados a favor, ajustará la velocidad de las jugadas, en fin, buscará adaptar su sistema a los nuevos jugadores y por su parte, los futbolistas estarán mucho más metidos en la forma de actuar en Primera División. Por ello, para el Rebaño era muy importante clasificar antes de perder seleccionados, pues así tienen jornadas por delante para encontrar los ajustes que requiere el nuevo material humano antes de arrancar la fiesta por el título. Vean el caso de Pumas, que ante Cruz Azul le pasó algo similar, aunque claro, considerando que tienen un plantel con menos recursos y que Carlos Humberto González de joven y rápido no tiene nada. Igualmente los felinos se vieron mal ante La Máquina, dieron pelea hasta que se pusieron en desventaja y cuando todos quisieron ser héroes se desencadenó una fea goleada. Pasaron unos días y ante Santos mejoraron bastante, adecuaron algunas cosas y supieron tener la calma para que la suerte les sonriera y con un 1-0 acabaron como líderes de grupo por diferencia de goles. Hay un caso curioso. A pesar de no tener más que un seleccionado, Atlas está encontrando soluciones ante una situación similar. Ahí las bajas son por los problemas internos que provocaron la separación de cuatro hombres de experiencia, pero ha sorprendido el nivel de los jovencitos que tomaron la estafeta. Muy rápidos, desenfadados y tercos, metieron en líos a un plantel muy superior como Pachuca. Si no los han visto jugar, échenles un ojo porque vale la pena analizar la velocidad a la que hacen todo, desde marcar, hasta salir corriendo con la pelota, aunque aún por la inexperiencia deban ser muy básicos, cometan más errores y tomen malas decisiones. Hablaré un poquito de Monterrey, que como bien dice Vucetich, ante San Luis dio uno de sus peores partidos en el último año. Los Rayados pueden llegar a la última fase del torneo con ventaja por su plantel fuerte y armado, pero aún tenemos que ver si el aire les alcanzará. Lo que les pasó ante los potosinos podría ser sólo una mala tarde, o un preámbulo de una curva descendente, un tanto apresurada por el desgastante y decepcionante andar en Libertadores. En esta semana tras sus partidos ante Santos y América, tendremos la respuesta.

En cortito, me gustaría mencionarles que creo que Cruz Azul sigue en ascenso pese a los feos errores individuales ante Atlante. Tenemos que considerar que los Potros están jugando más sueltos y tal vez dieron su partido más completo del torneo. Del América, sólo quiero decir que el plantel y el trabajo de bajo perfil que hace Chucho, se notan en este tipo de partidos pero aún no logran un desempeño regular. En el plantel crema no consiguen estar todos al mismo nivel, algo lógico por tantos factores en contra, sobre todo por tanto jaleo con las lesiones.

Y qué curioso que en Puebla parece que la normalidad no les sienta bien. El hecho de jugar sin una emergencia enfrente luce como un detonante del desastre. Ahora que están tranquilos en la porcentual y que el "Chelís" no se juega el puesto por el resultado, resulta que Indios les sacó un partido de la manga por excesos de confianza. En La Franja tienen que aprender a jugar como un equipo sin problemas de descenso, no pueden seguir desgarrándose las vestiduras en cada encuentro, deben equilibrarse, plantear los partidos para ganarlos jugando al futbol y no acabar con el alma en un hilo, aventándose al precipicio envueltos en una bandera... esas épocas ya pasaron.

Empieza la concentración de la Selección... Les deseo que tengan una gran Pretemporada, trabajen mucho, confíen en sí mismos y en los que tienen al lado, disfruten el proceso y crezcan siempre, cada día, no dejen de aprender que aún no empieza lo bueno. Ahh y ¡viene la Jornada Doble! Como siempre, en Medio Tiempo la podrás seguir sin perderte ni un detalle. Por hoy me despido, les recuerdo que mi correo wgonzalez@mediotiempo.net, está a sus órdenes para recibir todos sus comentarios con alegría y respeto. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda. Muchas gracias a todos por hacernos grandes. Walter González Editor General

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas