Los siete

El inicio de torneo de Santos ha sido simple y sencillamente espectacular. Ya desde el semestre pasado demostraron que su ataque era una espectáculo, aunque con el regreso de Christian Benítez...

El inicio de torneo de Santos ha sido simple y sencillamente espectacular. Ya desde el semestre pasado demostraron que su ataque era una gran show, aunque con el regreso de Christian Benítez ha adquirido la característica de imán y creo que todos deberían hacer un huequito en su agenda para ver jugar al equipo de Romano.

Falta mucho para ir más allá, por ahora hay que disfrutarlos. Es cierto que los laguneros sufren cuando les aprietan el medio campo por el simple hecho de que la balanza está cargada hacia delante, y por ende, se pueden volver volubles bajo ciertas circunstancias, pero eso suena más a aguafiestas por el momento. Véanlos, ya más adelante hablamos de si son un firme candidato al título o no. Hay que hablar del Puebla, que de otra manera y con otros argumentos, es segundo lugar general en este incipiente torneo. El equipo del “Chelís” ha tenido una dosis de suerte, es cierto, pero también ha mostrado un estilo firme, una evolución futbolística y una cohesión como conjunto. Tiene razón Sánchez Solá al decir que su escuadra se portó un poco petulante ante Estudiantes, pero también el extraordinario técnico mexicano debe entender que su plantel está evolucionando, que le gusta jugar cada vez más fino y que a veces, le encanta tomar el papel de “pintor del renacimiento”, usando sus palabras.

Es un proceso inevitable, ahora el “Chelís” tiene que dejar que los jugadores tomen un poco del protagonismo que él ha absorbido durante años por la lucha del descenso; hoy están peleando por algo más y quieren un poco de brillo, un poco de micrófonos y pegarse algún lujo en el campo. Está sucediendo, ahora para manejarlo hay que saber que si eso se practica, se vuelve útil, si sale intempestivamente, se vuelve un obstáculo y un divisor.

Monterrey… Lo de los Rayados es un ejemplo de lo que deja la regularidad. Vucetich tuvo la sapiencia de tomar un buen plantel y hacerlo funcionar de inmediato, pero al mismo tiempo ha logrado ir metiéndolo en un estilo claro, en una dinámica de crecimiento y sobre todo, en una intensidad y convencimiento tales que no han caído en la montaña rusa de los torneos cortos (claro que el riesgo aún existe, está latente). Lucen fortalecidos con el regreso del “Chupete” y demostrando que juegue quien juegue están preparados para afrontar los retos.

Morelia es un caso similar, con la salvedad nada pequeña de que no han conseguido hacer buenas Liguillas. Sin embargo, el equipo de Tomás Boy también tiene claro a lo que juega, tiene una ataque explosivo y un jugador fuera de serie que es Elías Hernández, a quien de tanto que participa en el juego de repente se la han criticado mucho sus fallas, pero es mucho lo que genera y lo que aporta con su talento, interviniendo en prácticamente todas las jugadas de su equipo. Ante Gallos se plantaron sin miedo alguno y entendieron qué punto había que atacar y en qué momento, logrando una goleada de escándalo. Eso sí, Monarcas requiere un golpe de autoridad en una Liguilla, le urge un título para llevar este proceso al siguiente nivel.

Quiero mencionar también a Cruz Azul, que a pesar del exabrupto en CU ha mostrado las virtudes de la regularidad y va caminando a protagonizar una nueva Liguilla. A veces el estilo de Meza puede correr el riesgo de caer en ciertos excesos, a veces hay confusión como en el duelo ante Pumas, pero sinceramente son más los aciertos que los errores en los celestes. Su plantel está parejito y se ve bien físicamente.

Y hablando de Pumas, también debemos mencionar que nos reiteran la importancia de los procesos, de los proyectos más allá de técnicos. La siembra que dejó el “Tuca” ahora es cuidada por Memo Vázquez, a su manera, con sus detalles, pero manteniendo el trabajo que él mismo venía haciendo como Auxiliar. Los jóvenes que hoy tiene que poner por los limitantes del plantel y claro, por convicción, son los mismos a los que Ferretti puso a jugar Concachampions, y eso se nota cuando entran al campo, traducido en mayor soltura, descaro y confianza.

Y por último quiero hablar de Gallos. Es difícil elogiar a un equipo luego de que sufrió una desastrosa goleada, pero tengo que mencionar que en las dos primeras fechas, el equipo queretano logró mostrar una actitud agresiva, se nota lo que dice Comizzo sobre que no están pensando en el descenso sino en la cima. Ahora hay que tener cuidado de no caer en extremos, porque lo que les pasó en Morelia fue eso, un exceso que puede provocarles temor. Estos son los siete equipos que me han llamado la atención en este inicio de torneo. Es muy temprano, pasarán muchas cosas, algunos más tomarán ritmo, otros tal vez pierdan impulso, pero al menos, el inicio ha sido bastante interesante y con buenos partidos. Por hoy me despido, recuerden que mi correo wgonzalez@mediotiempo.net, está abierto para recibir con alegría y mucho respeto todos sus comentarios. Nos vemos el próximo lunes o antes si el futbol nos lo demanda. Muchas gracias a todos por hacernos grandes. Walter González Editor General

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas