En Tierra de Ciegos, el "Ojitos" es Rey

Por: Willy López

Por: Willy López La esperada goleada del equipo de México a Trinidad y Tobago se logró, pero a un precio muy alto. Fuimos testigos de la abismal distancia entre estos cuadros y sólo se explica la derrota de los aztecas en tierras caribeñas por el pésimo ambiente que ya tenía en el equipo Manuel Lapuente. El resultado por sí solo deja satisfecha a la afición, pero a este equipo trinitario le gana y por goleada, cualquier selección de Segunda División y de Primera "A" ni se diga. Vino a México sin sus "estrellas" y los verdes contaron con lo mejor que tienen ¿para qué?, para que un cavernario disfrazado de futbolista estuviera a punto de quebrar a uno de los pocos internacionales con que cuenta México. Fue algo así como sacar una pistola para matar a un ratón. Pasan los años y no ha habido un federativo con la suficiente visión para preparar una selección mayor y una alterna con elementos de las divisiones de ascenso, no sólo para que tengan un aliciente, sino que puedan jugar en igualdad de circunstancias ante los feroces caribeños. La victoria y el debut de Enrique Meza quedan empañados con la lesión de Cuauhtémoc Blanco, que quien sabe si 15 días sean suficientes para reponerse. Creo que Meza lo expuso en balde y vamos a esperar la reacción del técnico del Valladolid, quien no metía a jugar a Cuauhtémoc como titular y ahora tiene un muy buen pretexto para no hacerlo. Los jugadores de lujo hay que ponerlos contra los rivales de lujo y Trinidad y Tobajo no es ningún lujo...y menos cuando ya no se peleaba nada...la simple vanidad de golear a un equipo que juega con "balón cuadrado" salió muy cara. willy@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas