La esperada racha de los Tiburones Rojos

Por: WILLY LÓPEZ

Por: WILLY LÓPEZ H. Veracruz, Ver.- Cuatro torneos cortos han pasado desde aquella maléfica campaña 97/98, en la que los Tiburones Rojos de Veracruz cayeron al abismo de la 1a. División "A". El regreso se trató de lograr de inmediato, pero no fueron suficientes los 30 puntos logrados en el Invierno 98, que por cierto ha sido la campaña mása fructífera; de ahí hasta el Verano 2000, solo ilusiones, altibajas y nuevos fracasos. Este Invierno 2000 pinta para que los escualos cristalicen todas esas vanas esperanzas que han abrigado los aficionados jarochos. Hasta la fecha 10 es líder general de la competencia e invicto, tiene en sus filas al líder de goleo individual, es el mejor equipo visitante y cuenta con una cosecha de 24 puntos. El siguiente dato es revelador: en media temporada tiene mas puntos que los logrados en todo el Verano 99 e igual número de unidades que todo el Invierno 99, faltándole todavía disputar 27 puntos. Durante los cuatro torneos anteriores se estableció una especie de "honor" el poder derrotar al Veracruz. Como local o como visitante representa un atractivo adicional que se refleja en las taquillas. Por sus técnicos (Alvarez, Aude, Flores, Matosas y Eugui) o bien por sus jugadores de renombre (Peña, Corral, Fasciolli, Zwaricz o Kalusha)vestía de importancia al que derrotaba a los Tiburones. Se convirtió en algo así como el América de la 1a. "A". Carlos Leonel Trucco, técnico del conjunto veracruzano, ha decidido cambiarle el rostro a este equipo con más juventud y más actitud; menos nombres y más hombres. Del plantel que heredó de Eugui, renovó el 85% del plantel para este torneo. La base mexicana de jugadores es muy buena (Bravo, Said, Chabrand, Román, etc.) y los jugadores extranjeros Eduardo Iachetti y Victor Mella van levantando su rendimiento, destacando el delantero argentino Diego Melillo, que liderea a los romperredes. En contra parte, el internacional ecuatoriano Edwing Tenorio parece ser que todavía no sabe donde está parado y Trucco lo lleva poco a poco con apariciones intermitentes. El portero argentino Burtovoy seguirá esperando su debut, ya que Hugo Said es hoy por hoy, inamovible. La gran virtud de Carlitos Trucco consiste en que sus movimientos le han funcionado, puede prescindir de los extranjeros y los nacionales responden; tiene una banca confiable. Ha encontrado la fórmula mágica de no perder y ser el gran protagonista del torneo. De continuar con el invicto, estaremos pensando en cosas mayores, por lo menos, el Campeonato del Invierno 2000, para después dar paso a la bendita continuidad...y para esperar el ansiado regreso a la Primera Nacional. willy@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas