Tiburones Salados, Calificados y Mexicanizados

Por: WILLI LÓPEZ

Por: WILLI LÓPEZ Este Torneo de Invierno 2000 quedará en la mente de los aficionados jarochos por mucho tiempo; desde que los Tiburones Rojos de Veracruz descendieron a la Primera División "A", la afición se sintió defraudada por el enorme derroche económico que hizo la directiva al traer jugadores (Bakero, Higuita), que finalmente los enviaron al precipicio y también por aquel engaño de que "seremos un matagigantes". A partir de ese momento, se buscó la manera de regresar pronto al máximo circuito; se tenía ya a un buen técnico que llegó tarde: Juan Manuel Alvarez. A Luis Flores nunca se le dieron las condiciones para que pudiera trabajar a gusto. Se intentó nuevamente con el "sueño guajiro" llamado Roberto Matosas. Estuvo muy cerca con Jorge Aude a quien no le dieron continuidad y casi se va el tiburón a Segunda con Eugui. Campañas infumables, llenas de pretextos, quejas y disculpas, bultos y mas bultos, sueños y mas sueños. Pero por fin la directiva apuesta por un técnico jóven, experimentado como jugador, exigente a quien le brindan todo el apoyo y de repente cambió la cara. En todo el torneo de Eugui no se ganó un solo punto como visitante. Con Trucco, el equipo es mas fuerte como visitante. Cierto que heredó un grupo con el que apenas realizó un Verano 2000 aceptable, pero para el presente torneo se le dió libertad de armar su grupo y ahí está. Para empezar, los refuerzos no funcionaron como tales, (Melillo, Mella. Tenorio, Burtoviy, Gómez y hasta Iachheti) actuaciones intermitentes causadas por lesiones, enfermedades, indisciplinas, castigos y hasta problemas maritales. En los últimos cuatro años no se habían ternido tantos y tan buenos pretextos para decir que la temporada fue un fracaso...y pese a ello, Veracruz calificará a la liguilla como primer lugar de su grupo y muy probablemente segundo general. Enfrentará la liguilla "a la jarocha" pues sólo el argentino Iachetti está en condiciones de jugar; pero no hay de qué preocuparse, el sábado anterior anotaron cuatro goles y fueron cuatro veracruzanos. El público exige tal vez demasiado y responde no tan bien como se merece el equipo. Hacía ya mucho, pero mucho tiempo que los Tiburones Rojos no alcanzaban una producción mayor del 70% en una campaña completa y sobre todo lograda por hombres, no por nombres que tanto dinero se han llevado del Puerto. Toda la temporada Trucco ha sido cuestionado: ¿Por qué no pierdes?, ¿Por qué empatas?, ¿Por qué ganas fuera y no dentro?, ¿Por qué corriste a Chuy? ¿Por qué entrenas en la mañana?, ¿Por qué no alineas a fulano?, por qué...por qué...por qué. ¿Por qué mejor no aplauden y reconocen el trabajo de esta temporada?...sólo se ha perdido un partido y mañana puede ser demasiado tarde. Hoy tenemos un equipo ganador. willy@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas