Muy mal muchachito, muy mal!

Por: Willy López

Por: Willy López No bien habíamos terminado de festejar la calificación de los Tiburones de Veracruz a la liguilla, cuando el cielo escualo se nubló de "zopilotes" personificados por ex-jugadores. El caso concreto es que se presentó en el Puerto de Veracruz Antonio Carlos Santos (ex-del América, Tigres, Veracruz, Lobos UAP y Puebla); citó a los medios de comunicación locales, con el fin de dar a conocer dos cosas: Que anunciaba su participación en un partido de futbol ¿amateur? en esta ciudad y que deseaba dirigir a los Tiburones Rojos para la próxima temporada. En lo primero no hay nada de extraño, ya que se trata de una liga que convoca a muchísimos ex-futbolistas profesionales, que por alguna razón, no pudieron continuar en los circuitos de la FMF., pero en lo segundo, se vio hasta ingenuo el pedir, en calidad de principiante, la dirección técnica del segundo mejor equipo del torneo, con altísimas posibilidades de ascender y con un trabajo que apenas le está dando frutos a Roberto Saporiti, actual técnico. La directiva veracruzana tendría que estar "borracha" para quitarle el equipo a un profesional probado y dárselo a un ilustre principiante en estos menesteres de la dirección técnica. Para colmo de males, invitan al brasileño a comentar durante el último partido de este torneo, y pese a que el Veracruz dominó claramente al equipo de Ciudad Juárez y le ganó 2-0, el carioca se la pasó descalificando el trabajo del equipo que quiere dirigir, destacando que fueron más los errores del cuadro visitante que las virtudes de los locales. Habló de un partido que la afición no vio y criticó los movimientos tácticos de los Tiburones Rojos, los cuales le han dado el subliderato general del torneo. Es un hecho que parte de la prensa local que salió perjudicada por sus diferencias con el cuerpo técnico de los escualos, tomaron a Santos como "paño de lágrimas" y cuidado, porque entonces el ex-jugador mostró ser muy vulnerable y fácilmente "manoseable" por la prensa. Muy mal comienzo, Toño; ese no es el camino correcto, medita en que "perro no come perro" y "el que a hierro mata, ¡a huevo muere!". El equipo escualo necesita tranquilidad en estos momentos y eso hay que decirlo...si no ayudan, no estorben. willy@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas