¿Es de Sabios Reconsiderar?

La caída de los Tiburones Rojos de Veracruz en el presente torneo es preocupante, principalmente para la afición y para quienes nos ocupamos del campamento escualo; desde luego que este "bache"...

La caída de los Tiburones Rojos de Veracruz en el presente torneo es preocupante, principalmente para la afición y para quienes nos ocupamos del campamento escualo; desde luego que este "bache" también tiene contrariados a jugadores, cuerpo técnico y directivos. Desde la derrota contra Zacatepec en la Jornada 12, el equipo Veracruz sólo ha rescatado un punto, ha perdido el liderato general y el del Grupo Uno, aunque sigue siendo la defensa menos vulnerada. Para el cuerpo técnico el "dolor de cabeza" sigue siendo la alineación del Jugador Menor, ya que su posible reemplazo estuvo lesionado hasta el inicio de esta semana; además, el complementar los famosos 450 minutos que deben tener los jugadores que participen en liguilla, tiene el cuadro veracruzano con cambios constantes. Por supuesto que no es ninguna excusa, ya que al inicio del torneo todos estabamos enterados de esta problemática que además incluye a todos los equipos del circuito; pero con Veracruz sucedió algo más: El caso Rubén Cuevas. Sin ser un "Maradona" jarocho, Cuevas representó una pieza muy importante en el accionar del técnico Pablo Centrone, sobre todo por su lado izquierdo. Pero resulta que el problema de Rubén Cuevas pasó por lo extra-futbolístico; se le quiso exhibir como un degenerado y finalmente resultó simplemente un cándido enamorado. Su comportamiento no es de lo mas recomendable, pero "quien esté libre de culpa, que arroje la primera piedra". La decisión fue drástica, al separar a Cuevas del equipo por tiempo indefinido y obligar al cuerpo técnico a realizar no uno, sino varios cambios en el esquema. ¿No sería posible que la directiva del Veracruz reconsiderara la sanción a Cuevas? Podrían llevarlo al campo de juego como al Dr. Hannibal Lechter y regresarlo a casa en la misma forma. ¿Realmente fueron los "hechos" como para echarlo del torneo? Sólo cuando estamos en situación desventajosa imploramos por una segunda oportunidad, ¿por qué no se la pueden dar a Cuevas? Repito, no es ningún superdotado, pero es un tornillito que se le ha caído a la gran maquinaria veracruzana...y además, recuerden: "En este mundo tan profano, quien muere limpio no ha sido humano". Lo de Cuevas le puede pasar a cualquiera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas