Honor a Quien Honor Merece

Siempre es grato encontrarnos con avances y logros en la Primera División "A", consumados a base de trabajo limpio y honesto. Tal vez sea esa una de las grandes virtudes de la Rama: que todavía no...

Siempre es grato encontrarnos con avances y logros en la Primera División "A", consumados a base de trabajo limpio y honesto. Tal vez sea esa una de las grandes virtudes de la Rama: que todavía no hay corrupción, y por tal razón es hasta ignorada por muchos medios y como "no hay por donde", pues muchos vivales prefieren irse a la "grande" donde sí hay... y bien. Lo anterior es por la excelente impresión que nos causó el trabajo de la directiva de los "Chapulineros" de Oaxaca, comandada por Jorge Ortiz Borell, quien por cierto fue el primer presidente que tuvo la Rama de Primera "A" y además su trabajo con los freseros de Irapuato fue coronado con el ascenso. Ni hablar, lo que se ve, no se juzga. Es una directiva sin estructuras engañosas (que de esas si hay en la división)gente que trabaja específicamente en lo suyo. Ortiz Borell le ha devuelto la vida al Estadio "Benito Juárez", que en 14 años de construido, no había tenido tanta presencia y funcionalidad. Las áreas ociosas han sido reactivadas; los vestidores, incluido el del equipo visitante, son imagen de pulcritud y luminosidad. La caseta de los árbitros no es la excepción y la directiva está pendiente de que no falte luz, jabón, refrescos, papel y hasta rastrillo para los nazarenos. Detalle aparte, es el hecho de que el vestidor de los visitantes, cuenta con su propio altar, tal vez mas pequeño que el propio, pero iluminado y bien dispuesto para los creyentes. En el aspecto técnico, Manuel Aranda y Sergio "Cachirul" Lira conducen los destinos de un grupo de jóvenes que desean destacar y luchan por mejorar una paupérrima herencia de puntos que les dejaron los Lobos de la U.A.P. para subsistir en la división, complementado con la experiencia y el apoyo técnico de Alejandro Rergis, ex-técnico del Veracruz Sporting Club de Segunda División. Con sólo cuatro personas en la cúpula y un buen número de colaboradores (preparador físico, médico, masajista, secretaria, empleados y jugadores)el equipo de Oaxaca es un ejemplo de trabajo que tiene la difícil misión de atraer afición, en una sociedad 100% beisbolera. Felicidades al Grupo Pegaso por este equipo, al que tendrá que ayudar la próxima temporada, no hay de otra y por supuesto felicidades al staff de los "Chapulineros", que no conocen imposibles. ¡Felicidades!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas