Injusticias justificadas en la Primera "A"

Para la Jornada Seis del Torneo de Verano 2002, nos encontramos con que el técnico chileno de Zacatecas, Miguel Angel Arrué, fue suspendido por la Comisión Disciplinaria con tres partidos, por una...

Para la Jornada Seis del Torneo de Verano 2002, nos encontramos con que el técnico chileno de Zacatecas, Miguel Angel Arrué, fue suspendido por la Comisión Disciplinaria con tres partidos, por una gresca que "organizó" en el Plan de San Luis en la Fecha Cuatro. Independientemente de que haya o no tenido participación en la riña, surge un caso curioso: En la Jornada Dos, cuando Zacatecas empató a cero goles con Correcaminos, el silbante fue el Sr. Ramón Enrique Treviño Ponce, donde al parecer se empezaron a presentar problemas entre ambos. En la Jornada Cuatro, doce días después, es el mismo Treviño Ponce quien es designado para pitar el San Luis-Zacatecas, presentandose los hechos arriba descritos. Una de dos: o la disciplinaria está empeñada en hacer compadres al nazareno y al chileno, o de "a tiro" ya hay línea en contra del andino, ¿que pasa ahí? Por otra parte, en una conocida revista capitalina, aparece un reportaje de los jugadores del Nacional Tijuana Jorge Armando Barrera, Oscar Loera, Alberto Medina, Héctor Reynoso, Miguel Sabah y Omar Bravo, donde se pone al "Cabezón" Oscar Ruggieri como el descubridor de estos talentosos jugadores mexicanos. Tal vez estos "cuates" no sepan que el mérito total de este hecho y añadiendo a jugadores como Alfredo Toxqui y Edoardo Isella, le pertenece totalmente a Pablo Luna Gamio, quien verdaderamente es el que formó deportivamente a estos muchachos. Luna de hecho es el XL-DOL del argentino y eso hay que destacarlo, porque en Primera "A" hay talento del que se sirve la primera nacional. Al César, lo que es del César. Finalmente, ofrezco una disculpa a mis lectores, ya que en la editorial anterior cambié los nombres de los técnicos mexicanos Carlos Bracamontes y Héctor Tapia, con los equipos Toros Neza y Zacatepec. Les agradezco a mis correctores gratuitos sus comentarios, por vulgares que éstos sean, pero no creo que Dn. Juan Antonio Hernández se haya molestado, toda vez que a ambos los quiere como si fueran sus hijos y ambos son equipos de su propiedad. Así que "safín safado, siempre es perdonado".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas