Su majestad, la irregularidad

Con los resultados obtenidos en la pasada Jornada 16 del Torneo Apertura 2002, los equipos del futbol mexicano demostraron que son presa de una tremenda irregularidad y que no hilan rachas que en...

Con los resultados obtenidos en la pasada Jornada 16 del Torneo Apertura 2002, los equipos del futbol mexicano demostraron que son presa de una tremenda irregularidad y que no hilan rachas que en otros tiempos daban colorido e interés al campeonato. Sacando al Toluca, que es el único equipo regular, los demás dieron cátedra de cómo "tirar quinielas", principiando por el orgulloso equipo americanista, que teniendo en sus filas DOS JUGADORES (Cuauhtémoc yZamorano)a los que se les paga la cantidad con que cubre su nómina el equipo de Jaguares de, apenas pudo sacar un empate de local contra el equipo chiapaneco. Muchos podrán pensar que es "plan con maña" de Manuel Lapuente, ya que el fin justifica los medios, pero ¿qué culpa tiene la afición que paga por entrar a ver este espectáculo? En otro lugar, Daniel Alberto Passarella no sufre ni se acongoja, porque tiene el apoyo para un proyecto a largo plazo (cinco años) y se puede dar el lujo de perder como local ante el bisoño Daniel Guzmán; Necaxa, que no es mal equipo, cae vapuleado por Monarcas, que tampoco es el mejor, en un resultado que sabemos que está fuera de la realidad y es sólo una de tantas circunstancias que tiene el futbol. Y así podríamos ir revisando todos y cada uno de los encuentros y nos vamos a encontrar con la falta de uniformidad en las fuerzas de los clubes y esa es la realidad de nuestro bampié. Cruz Azul-América y Necaxa-Pumas pueden ser los partidos claves de la Jornada 17, porque en los demás, todo puede pasar y cualquiera puede calificar; esa es la triste realidad del torneo y la misma tabla general nos muestra por sí sola, por qué los estadios en México se están quedando vacíos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas