¿Y dónde está el Directivo?

Nuevamente fue la plaza de Veracruz motivo de uno de tantos hechos bochornosos, que se vienen haciendo costumbre, por culpa de directivos aevenedizos, golondrinos y oportunistas.

Nuevamente fue la plaza de Veracruz motivo de uno de tantos hechos bochornosos, que se vienen haciendo costumbre, por culpa de directivos aevenedizos, golondrinos y oportunistas. Dentro de la Jornada 18, en el partido entre Veracruz y Necaxa, bien se sabe que en epoca de "nortes" (vientos violentos) la dificultad para jugar es alta y también es bien sabido que desde hace muchos años, lapuerta sur se abre para que el equipo local tome ventaja cuando el viento le favorece en el perídodo correspondiente, ya que durante el otro, se cierra para que no sea víctima de la violencia del viento. Este viejo truco fue detectado y muy bien por el M.V.Z. Eduardo Brizio Carter, quien fungió como árbitro central; habló con los capitanes y les dijo: "se juega todo el partido con la puerta abierta o cerrada, ustedes dicen". Cuando Veracruz atacó de sur a norte durante el primer tiempo, la famosa puerta permaneció abierta y queriéndose pasar de vivos PESE A LA ADVERTENCIA DEL ARBITRO, para el segundo tiempo "alguien" la mandó cerrar. Como Brizio no es tonto, antes de inciar la segunda parte, indicó al Inspector Autoridad que ordenara la apertura de la puerta sur, PARA JUGAR EN IGUALDAD DE CONDICIONES Y NO CONCEDER VENTAJA A NINGUN EQUIPO. Pero el Inspector, también se quiso pasar de vivo, haciendo caso omiso de la indicación del colegiado y quiso verle la cara de tonto, "favoreciendo" a los Tiburones Rojos. Cuando Brizio se percata de la burla, con una categoría que pocos tienen, coge el balón y se retira con sus auxiliares a la caseta. El partido se suspendió durante 36 minutos, durante los cuales el Director Deportivo de los escualos, Gustavo Parente (argentino), hizo gala de toda la prepotencia que permite la ignorancia y adujo que un "reglamento interno" le permitía jugar con la puerta cerrada en el segundo tiempo. Mientras se enfrentaba la necedad contra la razón, miles de aficionados que casi llenaron el Estadio Luis "Pirata" Fuente soportaban las inclemencias del tiempo y una ausencia de información, ya quie no sabían exactamente lo que estaba sucediendo y hubo cientos de aficionados que abandonaron el estadio cuando Brizio se retiró a la caseta. Para colmo, la Oficina de Prensa del Club nunca tuvo la delicadeza de infirmar a los 30 mil aficionados lo que sucedía; si bien Brizio le retiró el micrófoco al responsable del sonido local, la directiva tuvo que usar algún otro para informarlo a la gente lo que sucedía y en qué tiempo se reanudaba el partido. Gracias al frío y a la poca venta de cerveza no se sucitaron hechos violentos, (salvo la agresión a la porra de Necaxa), pero de que era una bomba de tiempo, no hay duda. En fin, como suele suceder, dicen que el show lo hizo Brizio, porque la confusión se creó para ello, pero aquí tendrían que responder muchas preguntas: El Inspector Autoridad, el Sr. Parente y la Oficina de Prensa; para Eduardo Brizio, una felicitación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas