Cuando un amigo se va...

Lamentable, por donde se le quiera mirar, el fallecimiento de José Samuel Máñez Reyes, portero de los Tiburones Rojos de Veracruz; cuando pensábamos que el año terminaba sin mayor novedad y que...

Lamentable, por donde se le quiera mirar, el fallecimiento de José Samuel Máñez Reyes, portero de los Tiburones Rojos de Veracruz; cuando pensábamos que el año terminaba sin mayor novedad y que después de la sorpresiva destitución de Brailovsky ya no habría nada, la desgracia se hace presente. Las circunstancias las podemos analizar y caeremos en lo mismo: se pudo evitar, pero para morir, se necesita estar vivo. El impacto fue tremendo, toda vez que a Samuel lo seguimos desde sus actuaciones con Irapuato en Primera División "A". Estuvimos con él cuando aquel 19 de diciembre de 1999 celebraba el campeonato del Invierno que se disputó en contra de Zacatepec; cuatro meses después, departiríamos en la entrega de los Citlalis, cuando fue nombrado el Mejor Portero; también estuvimos en el Juego de Estrellas de la división mayor de ascenso, en la que fue una de sus grandes figuras. Su llegada a Veracruz también nos llenó de gusto, aunque fuera por una decisión administrativa de la FEMEXFUT; fueron exactamente 370 días en los que Samuel Mañez se supo ganar el cariño y admiración de los aficionados de Veracruz, por su arrojo y entrega en esta ingrata posición que es la portería. El hecho es que se fue y las porras se unieron para darle un emotivo adiós, en una noche donde nadie creía lo que había sucedido; sólo le resta a la Primera División "A" y a la afición de Irapuato, brindarle un merecido homenaje...porque el tiempo empieza a correr y el ser humano tiende a olvidar...Descanse en Paz.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas