Violencia, cobardía e incapacidad

Desgraciadamente, muy temprano en el Torneo Clausura 2003, se presentan hechos de sangre y tragedia en el futbol mexicano. Lo sucedido en el Estadio Jalisco, en el Olímpico de C.U. y en el Estadio...

Desgraciadamente, muy temprano en el Torneo Clausura 2003, se presentan hechos de sangre y tragedia en el futbol mexicano. Lo sucedido en el Estadio Jalisco, en el Olímpico de C.U. y en el Estadio Hidalgo, hay que tomarlo muy en cuenta y dictar soluciones drásticas e inmediatas.

Nuestra propuesta es muy sencilla:

PRIMERO: Que los clubes ofrezcan recompensas económicas a quienes señalen, en forma directa, a los imbéciles (calificativo) que arrojan objetos a la cancha. Cualquier objeto que sea lanzado desde la tribuna, con pólvora o sin ésta, se convierte en un proyectil; lo del aficionado de Guadajalara, le pudo pasar a Passarella, si el objeto se estrella en su ojo.

SEGUNDA: Que se restrinja el apoyo económico a las porras y barras y se duplique la revisión a su entrada a los estadios; en el momento que haya señales de pólvora, que sea sacada la porra íntegra de las tribunas.

TERCERA: Que se veten las canchas del Jalisco, C.U. e Hidalgo, para obligarlas a ser las primeras en colocar el sistema de monitoreo que ha adquirido la FEMEXFUT.

Por cierto, nos llamó mucho la atención que en el último fin de semana, la zona alta del Estadio Luis "Pirata" Fuente, fue restringida en un 30%, según dijeros los políticos, porque el estadio entraría en período de remodelación, mientras que el árbitro veracruzano Manuel Glower Guerra, le comentó a este reportero que la medida fue a petición de la misma directiva del Veracruz, para proteger la seguridad de cinco Gobernadores que estuvieron presentes en el partido de Tiburones contra Colibríes.

Cierto que el estadio necesita una remozada, pero ¿quién se quiere pasar de vivo? Ya que estamos en estos temas de la seguridad, la FEMEXFUT debería enviar de inmediato a su Comisión Revisora de estadios, para ver la problemática real del estadio, porque su última visita fue tan rápida, que pareció que estaban mas preocupados por saborear las delicias del mar, que verificar el estado real del inmueble. Abusados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas