El nuevo compromiso del Tiburón Rojo

El excelente torneo realizado por el equipo de Veracruz, nos llama a reflexionar sobre lo siguiente: ¿será el fin de una larga época de zozobra o será el nacimiento de un futuro técnico nacional?...

El excelente torneo realizado por el equipo de Veracruz, nos llama a reflexionar sobre lo siguiente: ¿será el fin de una larga época de zozobra o será el nacimiento de un futuro técnico nacional? Vamos por partes.El inicio del Clausura 2003 fue negro en todos los aspectos para el equipo escualo; baste recordar que era el último lugar de la tabla porcentual, que se contrató de última hora a Daniel Guzmán con un grupo ya formado y que el mismo conjunto tenía destrozado el ánimo por el trágico fallecimiento del portero Samuel Máñez. Daniel tomó al "toro por los cuernos" y comenzó a trabajar pasito a pasito, venciendo obstáculos y hasta "campañitas periodiqueras" en su contra, cuando mencionó que, haber dirigido a Chivas era como obtener un Doctorado, en cuando a dirección técnica. Por supuesto que esta metáfora fue difícil de entender y se le dió el giro sensacionalista, al grado que se le llamó, burlonamente, el Dr. Guzmán. Pero el trabajo serio y eficaz del tapatío "disecó" a sus detractores, quienes en un aparente ataque de amnesia, ya no recurdan tal suceso.El caso es que desde hace muchísimo tiempo que los Tiburones Rojos de Veracruz no despertaban a un torneo sin tener que preocuparse de su difícil posición en la tabla del descenso; ¿será el momento de transición para dejar de ser un equipo chico? En la reciente modalidad de los torneos cortos, equipos como Pachuca, Santos y Morelia, entre otros, han dado este cambio y le han dado competitividad al torneo mexicano. Estar siempre en la liguilla, ser invensible en casa y constituirse como un visitante incómodo es uno de los deseos de todo equipo que quiere dejar la segunda parte de la tabla general y parece que Veracruz está decidido a eso.En el caso de Daniel Guzmán, su paso por Cihuatlán, Bachilleres, Chivas y Veracruz ha dejado huella positiva y de la buena; cuenta con esa visión para manejar los partidos y para hacer grupo; es estudioso y práctico. Revalorizó a muchos jugadores que fueron codiciados por otros equipos y esta temporada no será la excepción. Tiene carácter, preparación y modo, algo con que no todos cuentan; algo que no se consigue fácil...¡y menos en Nicaragua!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas