En espera de ...

Con la reciente victoria de la Selección Nacional de Futbol sobre el combinado de Jamaica dentro de la Copa Oro 2003, vino una aparente calma que no llegó a los ánimos terroristas. Cierto es que...

Con la reciente victoria de la Selección Nacional de Futbol sobre el combinado de Jamaica dentro de la Copa Oro 2003, vino una aparente calma que no llegó a los ánimos terroristas. Cierto es que Jamaica no es ninguna potencia; equipo áspero, ingenuo, fuerte y fiel representante del "futbol con balón cuadrado", ocasionó que el partido fuera de "alto riesgo" y que afortunadamente México lo libró con un amplio resultado y sin lesionados graves. En el primer gol,  Omar Bravo estuvo a punto de quedarse cabeza; en el tercer gol, Daniel Osorno tuvo que poner algo mas que malicia, para anotar un gol en el que bien pudo haber dejado su carrera y al "Cabrito" Arellano le dieron con pierna, muslo, espinazo y cadera. Ante un futbol de trogloditas, el resultado pudo ser tan malo, como aquel donde se sacrificó innecesariamente a  Cuauhtémoc Blanco y del cual, el único responsable se llama Enrique Meza.

Por el lado del técnico Lavolpe, ya va entendiendo, poco a poco, que ciertos de sus "consentidos" lo pueden llevar al cadalso y para el inicio de este partido, prescindió de los "servicios" del cínico Miguel Angel Zepeda, en una clara muestra de que el proceso tiene que ir sufriendo modificaciones. Osorno puso determinación con ganas y Juan Pablo se puso, por fin, el overol. Para el partido de semifinales, se van a encontrar a un rival muy distinto que se llama Costa Rica; de los países centroamericanos, es el que más ha progresado en los últimos diez años, pero México también será otro con los regresos de Pardo y Luis Pérez con la esperada reaparición del internacional Rafael Márquez, flamante contratación del Barcelona. Se le puede exigir a Lavolpe que pase sobre los ticos y se le puede pedir a los jugadores que mantengan la hegemonía sobre Brasil, que por muy Sub-23 que sea, trae jugadores que vamos a ver el Alemania 2006, principalmente al mentado Kaká, a quien quieren comparar ya con Pelé, siendo apenas un pedazo de estiércol. Si es contra Estados Unidos, ¡cuánto mejor! hay una cuenta pendiente del año pasado, que dolió mucho pagarla.En cuanto a la voz discordante, incómoda e insensata de Hego Sánchez, salta a la vista nuevamente la actitud terrorista de un émulo de Hussein; absolutista, ambicioso y necio. Con tendencias segregatorias y campañas insanas, pretende dividir, todavía más, al futbol mexicano. Nos es incómodo volver a tocar este asunto, ya que como futbolista será bien recordado, aunque por cierto, su paso por la Selección Nacional no fue nada afortunado y recuerdo que dijo: "Cuando regrese a México, terminaré con los culpables del castigo a México en Italia 90". ¿Por qué siguen con chamba Gerardo Gallegos, Francisco Avilán y Sergio Lira? Parecen promesas de campaña política. Justo es que alguien en la FEMEXFUT le ponga un hasta aquí, necesitamos avanzar y no retroceder. En alguna ocasión le pregunté en los túneles del Estadio Luis "Pirata" Fuente su opinión acerca de una dupla para dirigir a la Selección Nacional; creemos que no nos entendió, porque se puso a insultar a un empleado de seguridad. Su enfermiza xenofobia le va a impedir ser técnico de algún equipo en el extranjero.incluso de Nicaragua.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas