España 1-1 Italia... Colosal empate

Bien dijo Iker Casillas, el pasado no jugaría esta tarde en Gdansk. La Eurocopa vivió su mejor partido en lo que va con un espectacular empate 1-1 y en el que Italia no fue Italia y en el que la...
Iker Casillas fue factor en el partido.
 Iker Casillas fue factor en el partido.
PGE Arena Gdansk, ante un lleno -
  • España saltó a la cancha sin un centro delantero nominal
  • Italia dejó atrás el "catenaccio", quiso la pelota y propuso el partido
  • España no pudo alcanzar el récord de 14 victorias consecutivas ante europeos

Bien dijo Iker Casillas, el pasado no jugaría esta tarde en Gdansk. La Eurocopa vivió su mejor partido en lo que va con un espectacular empate 1-1, en el que Italia no fue Italia y donde que la batlla nunca dio tregua.

Prandelli ya modificó el estilo azurri, el "catenaccio" no existe más y puso en predicamentos al Campeón que no cambió, pero que se encontró con un rival que sorprendió al mundo entero; atacó, peleó la posesión del balón y nunca defendió como sistema.

Italia salió a pelear la pelota, a buscar y presionar a España y a luchar de tú a tú con un equipo que en el papel parecía superior, pero que dentro del terreno de juego no traía consigo los argumentos que lo habían colocado como sendo favorito en Polonia y Ucrania 2012.

La idea de Prandelli nunca fue la de defender, es más nunca le pasó por la cabeza a un técnico que no sólo ha llevado a buen puerto la renovación generacional de la escuadra azurri, sino que también ya giró la historia del futbol italiano. No es poca cosa.

La ausencia de un centro delantero nominal en el esquema de Vicente del Bosque facilitó el accionar de una defensa que lejos estuvo del "catenaccio". El dinamismo y la salida manejando la pelota fueron la constante en la nueva Italia que renació y dio una cara completamente distinta a su historia, sin dementar su grandeza sino expandiéndola.

Un disparo de Andrea Pirlo en el cobro de un tiro libre fue el primer aviso, pero también la primera atajada de Iker Casillas que respondió al mote del mejor del mundo.

España respondió con jugada típicas de la mejor Selección del mundo, pero ni Fábregas ni Iniesta pudieron convertirse en momentáneos centros delanteros para finiquitar las jugadas en el primer tiempo.

Una volea de Giaccherini que murió en las manos de Casillas y la intempestiva llegada de Thaigo Motta rematando de cabeza en el área chica, no sólo eran síntomas de un mejor trabajo azurri, sino de la completa renovación italiana.

Ninguno cambió en la segunda parte. Vicente del Bosque y Cesare Prandelli mantuvieron su esquema, los dos se morían con su idea.

Y entonces el partido rompió.

Balotelli aprovechó un error de Sergio Ramos en la banda para enfilarse al área y nunca hallar la decisión correcta. El delantero italiano no supo si tirar o centrar a Cassano y si dio el tiempo para la recuperación de Ramos, quien apareció con una pierna salvadora que mandó todo a tiro de esquina. Eso le valió el cambio al ofensor del Manchester City.

De la banca llegó el gol para Italia. Antonio Di Natale entró por Cassano y apoyado en el "guante" que Pirlo tiene en el pie encaró a Casillas y lo venció para poner en jaque al Campeón.

Dos minutos duró el gusto de Italia. El buen comportamiento de la zaga de Prandelli se desbarató con un pase pulcro y exacto de Xavi Hernández que Fábregas simplemente empujó ante la salida de Buffon.

Giovinco entró por Italia y Torres lo hizo por España. Ambos delanteros. Del Bosque y Prandelli querían los tres puntos sí o sí. El "Niño" no.

El duelo siguió siendo espectacular con oportunidades para ambos lados. Torres dejó en claro que Del Bosque se equivocó en dos ocasiones, una al no poner un centro delantero y otra al optar por él de cambio.

Fueron tres oportunidades claras de gol las que tuvo el "Niño" y en todas decidió mal.

El empate al final resultó justo con una Italia que ya tiene otra cara y que mantiene la grandeza de su historia; mientras que España manejó su estilo pero no la contundencia. Partidazo y la Euro ya empezó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×