República Checa 1-0 Polonia... Cae el primer anfitrión

Los checos vengaron de la mejor manera posible la humillante derrota sufrida en su debut de la Euro.
 Los sentimientos se dividieron en el estadio.
Estadio Municipal Wroclaw, Polonia -
  • La República Checa fue líder del Grupo A, a pesar de que terminó la Fase de Grupos con diferencia de goles negativa

Los checos vengaron de la mejor manera posible la humillante derrota sufrida en su debut de la Euro. Porque con un triunfo de 1-0 ante Polonia no sólo dejaron fuera a uno de los dos anfitriones, sino que también provocaron el adiós de Rusia, el cuadro que los goleó 4-1 hace una semana. A pesar de esa mala imagen en su primer paso dentro del Grupo A, la República Checa clasificó a Cuartos de Final como líder, seguido por la sorprendente Grecia, que derrotó a los rusos en partido simultáneo. El duelo vio de inicio a Polonia llena de empuje por la urgencia del triunfo y la motivación del aliento desde las gradas. Ello se combinó con la suficiencia checa del empate para clasificar a Cuartos y por ello los locales arrasaron en llegadas, pero ninguna de ellas fructífera. El encuentro lucía complicado para los checos, tanto como la pronunciación de los nombres polacos. Damien Perquis remató de chilena por fuera de las redes apenas al minuto 1. Jakub Blaszczykowski casi anota con un tiro cruzado ante el que achicó de gran manera el arquero Petr Cech, además de que Robert Lewandoswki desperdició un arribo frente al arco por la incomodidad que le provocó la defensa checa. Todo ello apenas en 10 minutos y, por si fuera poco, Cech le desvió dos disparos más de larga distancia de Sebastian Boenisch. Aunque República Checa podía justificar el pasmo en la ausencia de su Capitán Tomas Rosicky por una sobrecarga muscular, la realidad era que desde antes del juego contemplaron una estrategia que dependiera del otro partido del Grupo. De cualquier modo, en el primer tiempo también desperdiciaron las suyas, como fue el intento de remate de Waclaw Pilar al minuto 3 y una pelota que Milan Baros midió mal al 36’ solo en el área, sin poder rematar. Pero la ventaja griega al medio tiempo complicaba la situación de la República Checa, que por ello fue radicalmente distinta en el complemento. Eso provocó desconcierto en Polonia, que se salvaba gracias a la gran calidad de su portero, Przemislaw Tyton, quien al 64’ detuvo con el abdomen un cabezazo de Tomas Sivok para luego rechazar de puños. Fue al 71’ cuando Petr Jiracek se convirtió en héroe al marcar el 1-0 con un recorte en el área y tiro raso, luego de un gran contragolpe comandado por Baros. Aunque Polonia revivió y tuvo un par de llegadas claras en la recta final, el resultado prevaleció y así la Euro se quedó sin el primero de sus anfitriones, como también sin la Rusia que deslumbró al inicio y se desinfló poco a poco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×