Con la mínima, Rooney reafirmó el liderato de Inglaterra

Un tanto, en saque directo de falta, de Wayne Rooney dio el triunfo a Inglaterra en su visita a Estonia (0-1), en un partido sin grandes alardes futbolísticos del combinado inglés frente a un...
Un tanto, en saque directo de falta, de Wayne Rooney dio el triunfo a Inglaterra en su visita a Estonia (0-1), en un partido sin grandes alardes futbolísticos del combinado inglés frente a un rival que jugó casi toda la segunda mitad con 10 jugadores
 Un tanto, en saque directo de falta, de Wayne Rooney dio el triunfo a Inglaterra en su visita a Estonia (0-1), en un partido sin grandes alardes futbolísticos del combinado inglés frente a un rival que jugó casi toda la segunda mitad con 10 jugadores  (Foto: Reuters)
Estonia (Reuters) -
  • Estonia mostró entrega pero no le fue suficiente

Un tanto, en saque directo de falta, de Wayne Rooney dio el triunfo a Inglaterra en su visita a Estonia (0-1), en un partido sin grandes alardes futbolísticos del combinado inglés frente a un rival que jugó casi toda la segunda mitad con diez jugadores, por expulsión de Klavan. Rooney, que sumó 43 goles con la Selección de su país, situándose a tan sólo seis del récord en poder del mítico Bobby Charlton, máximo goleador histórico de Inglaterra, resolvió un partido plano de su Selección. Y es que, pese a llevar el mando en todo momento, apenas brilló en el plano colectivo. Enfrente estuvo una Estonia modesta pero que, eso sí, antepuso ánimo, entrega y un buen trabajo de contención, con líneas muy juntas y buenos apoyos en busca de cerrar todas las vías posibles de penetración al rival. En ataque, en cambio, lo fiaba todo a sorprender al contragolpe, dejando muy sólo a Henri Anier. Estonia, además, vio quedarse diezmada apenas iniciada la segunda mitad por la doble cartulina amarilla mostrada a su capitán Klavan (m.47), quien ya había visto la primera a punto de cumplirse la primera media hora. Hasta ese instante, y tras el susto inicial dado por Estonia, en una rápida acción en la que un disparo de Zenjov terminó en saque de esquina, se cumplió lo esperado: el combinado inglés se hizo con el control del balón y el mando del partido. Pero sus acciones eran poco fluidas y coordinadas, con un Henderson muy gris. Ello facilitó el trabajo de contención de una voluntariosa Estonia, que apenas sufría ante su meta. Sólo en un par de contadas acciones individuales pudo ponerse el conjunto de Roy Hodgson por delante en el marcador, pero no estuvo entonces entonado Rooney en el remate final (m.15 y 17). Tras las dos ocasiones del Capitán inglés, el partido se tornó aún más monótono y sólo despertó en el minuto 35, en acción por la izquierda de Baines cuyo centro no acertó a matar Welbeck. La segunda mitad se inició con una Estonia que reforzó aún más su contención con la salida al campo de Lindpere, pero sobretodo con la expulsión de Klavan que desnivelaba ya la contienda del lado visitante. Mejoró Inglaterra, pese a que tampoco su juego maravilló ni trajo claras ocasiones de gol. Pero, en una falta al borde del área, llegó el "salvador" Rooney (m.74), quien puso el balón lejos del alcance de un veterano meta Pareiko que lo llegó a tocar pero poco más. El 0-1 daba oxígeno al combinado inglés,que pasó a controlar y casi dejar ir los minutos ante una Estonia combativa pero muy roma y escasa en ataque, y que apenas hizo intervenir al meta Hart. Eso sí, casi al final, pudo llegar el segundo tanto de Rooney (m.92), que se escapó del defensa, se plantó sólo ante Pareiko pero no supo eludir la buena salida del meta estonio. Inglaterra se llevaba los tres puntos y suma por triunfos sus tres partidos jugados, sin encajar gol alguno; Rooney se acerca a sir Bobby Charlton; y Estonia se queda con el regusto de saber que hubiera acontecido sin la expulsión de Klavan. FICHA TÉCNICA: Estonia: Pareiko; Jaager, Morozov, Klavan, Pikk; Mets; Antonov, Vassiljev (Lindpere, m.46), Vunk (Kluglov, m.83), Zenjov (Ojamma, m.80); Henri Anier. Inglaterra: Hart; Chambers, Cahill, Jagielka, Baines; Wilshere; Henderson (Sterling, m.64), Lallana, Delph (Oxlade-Chamberlein, m.61); Welbeck (Lambert, m.80), Rooney. Gol: 0-1. Min.74: Rooney, en saque directo de falta.

No te pierdas