Historia de 'batacazos' en la Eurocopa

Contra todos los pronósticos y Selecciones favoritas, la Eurocopa ha vivido momentos sorpresivos cuando equipos señalados inferiores en el papel se han erigido como los mejores tras ganar el...
Contra todos los pronósticos y Selecciones favoritas, la Eurocopa ha vivido momentos sorpresivos cuando equipos señalados inferiores en el papel se han erigido como los mejores tras ganar el prestigiado torneo.
 Contra todos los pronósticos y Selecciones favoritas, la Eurocopa ha vivido momentos sorpresivos cuando equipos señalados inferiores en el papel se han erigido como los mejores tras ganar el prestigiado torneo.
  • Checoslovaquia, Dinamarca y Grecia sorprendieron a Europa al ganar títulos inesperados

Contra todos los pronósticos y Selecciones favoritas, la Eurocopa ha vivido momentos sorpresivos cuando equipos señalados inferiores en el papel se han erigido como los mejores tras ganar el prestigiado torneo.   Checoslovaquia en 1976, Dinamarca en 1992 y Grecia en 2004 se adueñaron de los reflectores tras salir victoriosos de su aventura en las canchas del Viejo Continente donde tuvieron que derrotar a grandes colosos en escenarios que les eran adversos para conseguir la meta.   EURO 1976 El escenario era Yugoslavia, donde Alemania mostraría su potencial y sus blasones como Selección campeona del Mundo. Su camino fue invicto hasta la Final cuando apareció una generación de futbolistas nacidos en la antigua Checoslovaquia dispuestos a romper con la superioridad teutona.   Comandados por Antonín Panenka, los checoslovacos resistieron los embates germanos durante todo el tiempo de juego y llevaron al coloso a los tiros de penales. Fue ahí donde Uli Hoeness falló su disparo y apareció Panenka con una soberbia anotación.   El delantero checoslovaco esperaba que Sepp Meier se lanzara a un costado y por ello decidió cobrar con un disparo suave y al centro, inmortalizando un estilo para cobrar un penalti que sigue vigente y que no todos pueden ejecutar bien. El capitán teutón, Franz Beckenbauer ya no pudo lanzar su disparo porque su rivales los derrotaron 5-3.   EURO 1992 En Suecia 1992 se consumó la segunda gran sorpresa de la historia de la Eurocopa cuando Dinamarca, quien ni siquiera estaba contemplada para jugar el torneo se coronó.   Los daneses entraron en lugar de Yugoslavia, nación que en ese momento padecía los estragos de la balcanización y la guerra que se desató en la región. Sin embargo, en el equipo invitado estaba Michael Laudrup, el orquestador del Barcelona llamado “Dream Team”.   Además, Peter Smeichel fue el héroe en las Semifinales cuando detuvo un penalti a Marco van Basten de Holanda. Alemania una vez más llegaba como campeón del mundo a la justa europea y ase agregaba que por primera vez jugaba unida con la ex Alemania Democrática. Sin embargo, gracias a Smeichel, quien atajó goles cantados a Jürgen Klinsman y compañía, la escuadra escandinava se apropio del trofeo.   EURO 2004 Una de las victorias más épicas se consumó en la Final de la Euro 2004. Cual travesía relatada por Homero, los griegos se metieron al Estadio do Sport Lisboa ante un escenario hostil que esperaba ver a Portugal coronarse por primera vez en la historia… y derrumbaron al gigante anfitrión.   De la mano de Angelos Charisteas, al 57’, quien anotó el gol del triunfo con un cabezazo, los dirigidos por el alemán Otto Heinz Rehhagel sacuieron a la Península Ibérica y consiguieron el trofeo de campeones. Ni Cristiano Ronaldo ni Luis Figo, como figuras portuguesas fueron capaces de frenar la conquista griega en una tarde triste para los lusos.   En la historia quedaron otras anécdotas de Selecciones que dejaron un grato sabor de boca pese a que tampoco eran favoritas como la escuadra de Bélgica en 1972 y 1980, aunque en ambas ocasiones perdió ante Alemania ladisputa por el título.   Suecia en 1992, República Checa en 1996 y Rusia en 2008 buscaron dar la sorpresa en el certamen europeo, pero también fueron derrotadas y sólo dejaron su buena impresión ante los colosos del Viejo Continente.   Para la edición del 2012 en Polonia y Ucrania hay participantes marcadamente favoritos para quedarse con el campeonato como España, Alemania, Holanda o Portugal, pero la historia indica que en cualquier momento se puede dar una sorpresa mayúscula.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×