La sombra de Pauleta se agranda

Los 47 goles en 88 partidos logrados por el delantero Pauleta en la selección portuguesa son una pesada herencia para sus sucesores, quienes están en la "mira" de los portugueses debido a su pobre...
Los 47 goles en 88 partidos logrados por el delantero Pauleta en la selección portuguesa son una pesada herencia para sus sucesores, quienes están en la "mira" de los portugueses debido a su pobre media goleadora.
 Los 47 goles en 88 partidos logrados por el delantero Pauleta en la selección portuguesa son una pesada herencia para sus sucesores, quienes están en la "mira" de los portugueses debido a su pobre media goleadora.
Opalenica, Polonia (Reuters) -
  • Pese a tener a Cristiano Ronaldo, Portugal tiene problemas para concretar sus oportunidades de gol

Los 47 goles en 88 partidos logrados por el delantero Pauleta en la selección portuguesa son una pesada herencia para sus sucesores, quienes están en la "mira" de los portugueses debido a su pobre media goleadora. En cada conferencia de prensa celebrada en Opalenica, la pequeña localidad polaca donde Portugal se prepara para la Eurocopa, las preguntas sobre la falta de gol en la selección se repiten constantemente, a pesar de que el combinado luso cuenta con uno de los mejores especialistas del mundo: Cristiano Ronaldo. "Por haber marcado un gol ante Turquía no hay que cuestionar el ataque, tampoco por haber hecho un gol en los entrenamientos. Esperemos que el sábado acertemos" Seis años después de que Pauleta se retirara de su selección con un promedio goleador de 0.53 tantos por encuentro, los reproches no se dirigen contra el sagrado Ronaldo, pero sí hacia Hugo Almeida, del Besiktas, y el zaragozista Hélder Postiga. Ambos cargan desde hace años con la responsabilidad de corresponder al rendimiento del "Ciclón de Las Azores", apodo alusivo a la región insular de la que el exjugador del Salamanca y Deportivo de La Coruña procede. El 4-3-3 que propone el seleccionador Paulo Bento necesita a un rematador nato para que concluya las jugadas creadas por Ronaldo y el extremo del Manchester United Nani, una de las parejas más desequilibrantes de la actualidad. Postiga, de 29 años, y Almeida, de 28, aún no se han revelado como los "matadores" del área que los portugueses desean, como tampoco lo logró Liedson da Silva, brasileño nacionalizado portugués que jugó el mundial del 2010. El delantero del Zaragoza suma 19 dianas -el décimo mejor marcador de la historia de la selección lusa- en 49 partidos, mientras que el ariete del Besiktas turco cuenta con 15 en 42 encuentros. Sus promedios por choque, sin ser alarmantemente bajos, son semejantes al del propio Ronaldo, que lleva 32 tantos en 90 partidos (0.35 goles por encuentro). Postiga, que ya militó en el Oporto, Tottenham, Panathinaikos y Sporting de Lisboa, nunca obtuvo grandes cuotas goleadoras. Once tantos en la temporada 2007 con el Oporto fue su mejor marca en un Campeonato de Liga. Almeida, un corpulento ariete menos técnico que Postiga, fijó su récord anotador también en las once dianas, logradas en el curso 2007-2008 al servicio del Werder Bremen alemán. El pálido empate ante Macedonia (0-0) y la derrota contra Turquía (1-3), en respectivos partidos de preparación, han agudizado el debate en torno al "nueve", hasta tal punto que los propios compañeros de Postiga y Almeida han salido en su defensa. El medio del Oporto, Joao Moutinho, el martes, y el central del Zenit, Bruno Alves, hoy, se han encargado de aclarar que hay plena confianza en el frente de ataque a falta de tres días para medirse contra Alemania en su debut en la Eurocopa. "Por haber marcado un gol ante Turquía no hay que cuestionar el ataque, tampoco por haber hecho un gol en los entrenamientos. Esperemos que el sábado acertemos en la portería", opinó Alves, una de las voces con más peso en el vestidor. Bento, no obstante, se guarda un "as" bajo la maga. La llamada de Nélson Oliveira, un joven delantero del Benfica al que comparan con el sueco Ibrahimovic y el francés Benzema, respondió a una necesidad de aportar frescura y potencia a la delantera, como él mismo reconoció. Así, si las cosas no funcionan para los lusitanos, Oliveira, una de las estrellas del último mundial sub-20, podría tener su momento de gloria y hacer olvidar a los portugueses que existió un tal Pauleta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×